Toc trans y homosexual

  • Este debate tiene 0 respuestas, 1 mensaje y ha sido actualizado por última vez el hace 4 meses por User.

Toc trans y homosexual

  • User
    Participante
      Offline
      Registered On: 11 marzo 2024
      Topics: 1
      Replies: 0

      Hola, antes de nada me gustaría presentarme. Soy una mujer española de 21 años, y llevo sufriendo toc prácticamente toda la vida, desde que era pequeña. No sabría decir exactamente dónde y cómo empezó, pero recuerdo que cuando era pequeña (7 u 8 años a lo mejor) tenía que hacer muchos rituales antes de irme a dormir porque si no “pasaría algo muy malo”, también tenía que cambiarme la ropa interior muy seguido porque sentía que estaba sucia, y demás cosas por el estilo.

      A medida que fue creciendo, aparte de ese tipo de compulsiones llegaron las de pensamiento puro. Recuerdo que cuando descubrí lo que era la apendicitis me empecé a obsesionar con la idea de tenerlo yo, hasta el punto de que me generaba mucha ansiedad. Sé que eso podría considerarse hipocondría, pero por lo que contaré a continuación estoy segura de que se trataba de toc.

      Durante toda mi infancia fui sufriendo del toc sin saber que lo tenía, pensándome que estaba loca y sin contarle lo que me pasaba a nadie porque era algo tan irracional y sin sentido que pensaba que era algo que solo me pasaba a mí.

      Cuando entré en la adolescencia, los primeros dos años de instituto fueron bien, pero llegó el final del verano después del segundo curso. Yo estaba leyendo en mi casa cuando en un capítulo apareció que una chica tenía esquizofrenia. Como no sabía lo que era eso, me puse a buscar información. Esa misma noche seguí buscando cosas al respecto, y entre esas cosas vi un vídeo que terminaba con una frase que no mencionaré porque no quisiera generar posibles crisis existenciales a las personas que lean esto. El caso es que empecé a pensar “y si todo lo que yo veo es solo parte de mi imaginación y estoy sola?”. Ese pensamiento fue horrible, me generó tanta ansiedad y miedo que esa noche no dormí nada. No fue solo esa noche, me pasé una semana prácticamente sin salir de la cama, viendo como toda mi familia estaba muy preocupada pero yo no podía hacer nada porque la ansiedad era tan fuerte que no me podía ni mover. Al final ese pensamiento se fue y poco a poco recuperé la normalidad (en 2 o 3 semanas aproximadamente). Sin embargo, no terminaron ahí los pensamientos intrusivos. He tenido muchos a lo largo de mi vida, pero tras esta presentación voy a ir directa al grano y al tema por el que he empezado a escribir esto.

      Hace unos 2 años, puede que 3, estaba tranquilamente en mi casa (meses antes había tenido otros pensamientos intrusivos que me habían provocado mucho malestar) viendo vídeos de un videojuego que me gustaba, cuando de repente se me pasó por la cabeza la pregunta de “y si soy trans?”. Eso me generó muchísima ansiedad. Cabe recalcar que me considero lesbiana, he tenido alguna relación con hombres pero de momento solo me gustan las mujeres. Además, hace años me corté el pelo (ahora lo llevo corto) y podríamos decir que me gusta la “estética masculina” en cuanto a vestir. Sin embargo, yo siempre he estado cómoda siendo tratada en femenino. De hecho, ha habido muchas veces que la gente me ha confundido con un chico y me ha llegado a molestar y a generar inseguridad. El caso es que ese pensamiento me agobió y me generó mucha ansiedad, pero al final se fue. Por aquel entonces no sabía que se debía al toc, lo que hizo que fuera aún peor porque no sabía qué era lo que me estaba pasando. Ese pensamiento me hacía cuestionarme cosas todo el rato, hasta el punto de que ya no sabía quién era y sentía mi realidad totalmente difuminada. Al final, ese pensamiento se fue, pero llegó otro a raíz de un sueño que tuve. Ya he dicho que yo me considero lesbiana, bueno, pues una noche soñé que me estaba besando con un personaje masculino de una serie. Cuando me desperté, me asaltó el pensamiento de “y si en realidad soy hetero?” y de nuevo una gran cantidad de ansiedad se apoderó de mí. Yo intentaba tranquilizarme y pensar objetivamente las cosas, como por ejemplo recordando que había habido mujeres que me habían gustado y con las que había estado, que no podía volverme hetero así de repente, pero ese pensamiento no me dejaba en paz. Al final también se fue, no hice nada particular para ello, simlpemente un día dejó de generarme ansiedad y ya no le di importancia.

      Tras eso, pasaron 2 o 3 años en los que no he tenido pensamientos intrusivos del estilo y he vivido tranquila, hasta el punto en el que consideré que estaba lista para tener una relación y empecé una con una chica con la que estoy a día de hoy. El caso es que hace una semana y algo volvió a asaltarme un pensamiento mientras veía una serie, pensé “qué pasaría si yo ahora fuera género fluido? Mi novia me dejaría?”. Ese pensamiento me generó mucha ansiedad, tuve que salir al balcón en pijama mientras nevaba para sentir el frío y calmarme. Al final, se lo conté a mi novia, y me dijo que si yo fuera género fluido ella seguiría conmigo, que no me dejaría. Eso me provocó mucha calma, porque pensé “vale, si soy género fluido, no binario o lo que sea no me va a dejar”, pero entonces llegó otro pensamiento, que fue “y qué pasaría si soy trans?”. Otra vez el mismo pensamiento de hace 2/3 años. Al principio no le di mucha importancia, pero desde hace un par de días ese pensamiento me genera muchísima ansiedad. Yo sé, por otras veces en el pasado en las que me he cuestionado este tipo de cosas que no soy trans. Recuerdo que una vez cuando tenía 16 años salí con un chico trans, y al romper la relación le pillé manía a los chicos trans en general (a día de hoy no la tengo) e hice mucha instrospección sobre mí misma porque recordé lo de que hay gente homófoba que lo es porque ellos son homosexuales pero no se aceptan o no se pueden aceptar, pero llegué a la conclusión de que me sentía mujer y no quería ser un hombre. Además, no me gustan muchos rasgos masculinos como el vello facial, a la mínima que me sale algo de bigote me lo quito porque no me gusta, y a la hora de mantener relaciones sexuales con mi novia me siento muy bien, nunca he sentido que mi cuerpo no fuera mío ni disforia de género ni nada por el estilo. Aclaro esto porque seguro que más de uno de los que me esté leyendo ha pasado por lo mismo, y creo que es importante centrarse en cosas objetivas o que sabes a ciencia cierta sobre ti mismo para poder paliar estos pensamientos intrusivos. Hasta hace poco, no sabía que existía un toc trans y homosexual, pero lo descubrí, y sentí un gran alivio al darme cuenta de que no estoy sola en esto. He leído bastantes testimonios de personas con experiencias muy parecidas a la mía, y eso me genera alivio, por eso he decidido compartir mi experiencia aquí, para que más gente pueda ver que no están solos con esto. En mi caso, creo que tengo mucho miedo de que se termine mi relación actual, y mi mente me “sabotea” con este tipo de pensamientos intrusivos, pensando que “es que si fuera trans mi novia me dejaría o yo tendría que dejarla a ella”. Este tipo de toc es una mierda, hablando claro, te genera muchas dudas y ansiedad y a veces no sabes ni quién eres, pero hay que luchar y no dejar que los pensamientos ganen. En mi caso, cuando estoy con mi novia este pensamiento pasa a un segundo plano porque como ya he dicho cuando estoy con ella me siento muy cómoda, pero en cuanto nos despedimos y vuelvo a mi casa empiezan otra vez y es agotador. Algo que hago para calmar la ansiedad es salir a caminar, doy paseos muy largos mientras escucho música y eso suele ayudar. Y sin más, espero que mi experiencia pueda ayudar a alguien a entender lo que le pasa y darse cuenta de que no está solo. Gracias por leer hasta aquí

    Viendo 1 entrada (de un total de 1)

    Debes estar registrado para responder a este debate.