TOC Relacional o simplemente soy yo realmente?

TOC Relacional o simplemente soy yo realmente?

  • Gabriel Arnesto Plana
    Participante
    Offline
    Registro: 16 agosto 2020
    Temas: 1
    Respuestas: 0

    Buenas, mi nombre es Gabriel, desde hace 6 años creo que sufro de TOC relacional, y hoy os quiero contar mi historia y ver si alguien se siente identificado o hay alguien que le pase lo que a mi.

    Todo comenzó cuando tenía 15-16 años, estaba en primero de bachillerato y bueno llevaba bastante tiempo que no estaba muy puesto en el tema “chicas”

    Un día en clase, uno de mis mejores amigos por aquel entonces estaba hablando con la que era su mejor amiga, me enseñó una foto y me pareció guapa y entonces surgió el que nos presentara y conocernos.

    Estuve muchos meses hablando con ella hasta que quedamos al fin un día con la condición de que yo no saliera de “fiesta” en las fiestas municipales de moros y cristianos. A ella no le gustaba la fiesta, ni la gente, y en realidad a mi tampoco era algo que me apasionara aunque las fiestas de moros y cristianos si que me parecían divertidas. Por aquel entonces yo acepté, tenía muchas ganas de conocerla, ya hablando antes de conocernos se notaba que era bastante celosa y posesiva y con un genio bastante… malo, pero en aquel entonces yo no le di importancia, mi personalidad emocional se estaba creando y no sabía ver que estaba bien y que estaba mal.

    El día que nos conocimos fue el último que yo tuve intención de salir de fiesta, desde aquel entonces nunca más salí ya que llegamos a un “acuerdo” en el que dijimos que ninguno de los dos iba a salir de fiesta.. con el tiempo en la relación eso fue creciendo a ninguno de los dos queda con chicos/chicas, es decir el sexo opuesto, no podemos tener amigos del sexo opuesto, tenemos que evitar que nos hable cualquier persona del sexo opuesto… sinceramente no recuerdo como se llegó a formar esto, se que un día en mi casa me hizo borrar todos mis contactos que fueran chicas y claro, yo hice lo mismo con ella, y recuerdo llegar a enfadarme por que tenía muchos chicos guardados. Hasta aquí no estoy echándole la culpa ni me la estoy echando a mi ya que creo que es algo que se asentó en la relación como algo mutuo de una forma que no me di ni cuenta, de repente era algo normal, pero que ejercía una presión sobre mi increíble. Evita que te hable cualquier chica, o tendrás la necesidad de contárselo, evita mirar a cualquier chica, sentir cualquier tipo de sensación por cualquier chica, cohibición cohibición y más cohibición, y se que yo lo vivía mucho más al extremo que ella, y tengo la sensación de simplemente haberme adaptado a la relación la cual no se como llegaron a establecerse esas bases.

    Al poco tiempo ella llegó a preguntarme si me había masturbado pensando en alguna chica, claro, era algo que yo hasta esa pregunta jamás le había dado importancia, era algo natural, y sinceramente no recordaba si si o si no, por lo que me comía tanto la culpa y el tener que ser tan sincero que llegué a decirle que si aún sin estar seguro de ello… ella se lo tomó bastante mal y por supuesto fue otra cohibición más en mi.

    Después empezaron las preguntas sobre mi pasado, ella se molestaba mucho por que yo no era virgen y ella si, y la verdad es que me hacía sentir muuuuuuuy culpable por ello. No se como surgió en mi la necesidad de serle sincero en todo, en cada cosa al milímetro de mi pasado, ya llegaba el momento que no sabía si algo era real, no era real, si lo hice antes de estar con ella o después, que había sentido en cierto momento de mi vida, si era ella mi primer amor o lo era la chica con la que perdí la virginidad, preguntas, preguntas y más preguntas que acabaron por tenerme encerrado día y noche en mi habitación dándole vueltas una y otra vez a cada acción de mi pasado para poder auto convencerme de que no había hecho nada estando con ella, cuando LÓGICAMENTE no había sido estando con ella.

    Mientras nos conocíamos antes de quedar, yo quedé con una amiga, con la cual quise que pasase algo, pero al final no pasó nada más que tonteo, el caso es que esto lo llegué a dudar tanto durante mi relación, que dudaba de si me había besado o acostado con ella. Me pasaba días y días pensándolo, le llegué a preguntar incluso a la chica pero aún así no me quedé contento y seguí dudando.

    Más tarde comenzó la peor parte, esta chica tenía un problema de cojera, el cual yo no había sentido darle importancia nunca, pero claro, y si si? Y si había sido un poco reacio en mi mente a estar con ella por este problema? Y si había dudado? Podía permitirme haber dudado? Todas esas preguntas se convirtieron en mi modo de vida, solo vivía para eso, para pensar y darle vueltas e intentar llegar algún día a una conclusión a la que nunca llegaba. Pasé muchos momentos de desesperación absoluta, no podía vivir, no podía hacer nada.

    El caso, una relación así de tóxica, más todo eso que despertó en mi debido a la presión, tensión etc más aparte en un año y medio de relación no haber sentido ningún tipo de valoración hacía mi por parte de ella, de que nunca hiciera nada por mi, de que nunca me daba un momento de intimidad, nunca hicimos nada, solo quería que estuviese con ella pero con sus padres en su casa, no me dejaba realizar mis hobbies, no quería hacer nunca ningún plan, sinceramente a día de hoy lo veo como si hubiera pasado un infierno y para colmo llegó el día que me pidió un tiempo, lógicamente se había quemado de una relación de la cual ella no sentía ni la mitad que yo, y me tuvo otro año y medio en tierra de nadie, ni conmigo ni sin mi, desesperado por que no podía estar con ella a pesar de quererlo con toda mi alma y tampoco podía seguir con mi vida, por que no me permitía siquiera hablar con alguna chica ni como amiga por si ella decidía algún día querer volver a estar juntos, finalmente me enteré de que le gustaba mi mejor amigo en ese momento, no el que nos presentó, sino otro, acabé perdiéndolos a los dos en aquel entonces, y aunque me dolió muchísimo, a día de hoy agradezco haber salido de aquel infierno, por que a pesar de que puede que yo también me convirtiera en alguien tóxico, yo la valoraba, la cuidaba, la quería, tenía muchos detalles con ella, ella nunca demostró nada por mi… en fin

    Lógicamente cuando esta persona desapareció de mi vida, todos los pensamientos que me hacían perder la vida desaparecieron, pero ya era demasiado tarde, ya había tenido que dejar la universidad y me dejó una forma de ver la vida que a día de hoy, me está matando.

    Tiempo después conocí a otra chica, por la cual me ilusioné mucho por que me encantaba su personalidad y hacía tantísimo tiempo que no sentía algo que fue algo maravilloso, aún así a la semana aunque todo parecía ir bien, me lleve la hostia debido a que la chica tenía un ex que si le hablaba ella decía que no sabría como reaccionar por lo cuál no quería conocer a otra persona. Esta decepción dolió aún más que la primera vez, me había vuelto a ilusionar, para nada.

    Con esta chica en tan solo una semana empecé a tener mis primeros pensamientos intrusivos y obsesivos, el primer día que quedamos nos acabamos besando, y a mí no me gustó mucho como lo hacía ella, por lo cual me llevó a obsesionarme bastante y solo quería que llegara el próximo día de vernos para confirmar de que no era así, por que claro como iba a estar con alguien que siento que besa mal? En mi cabeza no se podía concebir, y me gustaría recalcar que esto de verdad aunque haya gente que pueda pensarlo no va de superficialidades ni nada por el estilo, va de miedos y un tremendo perfeccionismo para que mi mente no sienta ninguna obsesión.

    Esta chica era muy amiga de un “conocido” mío y a este conocido le gustaba ella, por lo cuál también me rayaba pensando en que solo me gustaba por que yo si podía estar con ella y él no, en fin.. absurdo. Finalmente como también se fue de mi vida esos pensamientos desaparecieron, pero esa chica se quedó en mi mente por mucho tiempo, cada vez que me rayaba por algo, recurría a su sensación para aliviar el malestar que me pudiera producir pensar en alguien que me produciera obsesión.

     

    Un año o dos más tarde, intentando hacer mi vida, hacer algo con ella, después de tanto tiempo estando tan mal, decidí ponerme a trabajar, ya la situación en casa era insostenible ya que yo no contaba nada a mis padres de lo que estaba pasando con mis obsesiones y ellos simplemente se pensaban que era un vago que no quería ni trabajar ni estudiar, cuando la triste realidad es que tenía una enorme depresión y una autoestima por los suelos.

    Mi mejor amigo que fue el que le gustó a mi primera pareja fue el que me metió a trabajar con el de repartidor de pizza, por lo que años después recuperamos el contacto. En la pizzería la verdad es que mi autoestima subió, empecé a tener más vida social y vi que la gente se “interesaba” por mi.

    En este punto de mi vida es cuando me di cuenta de que algo no andaba bien con mi forma de pensar, sentir, etc.

    Conocí a una chica, ella tenía 25 años, yo 21. Ella estaba en la academia de Ávila estudiando para la policía nacional, por lo que solo nos podíamos ver a veces cuando venía a ver a su familia en algún puente o algo, días en los que justo yo es cuando más trabajaba por lo que no teníamos mucho tiempo. Aquí fue cuando sinceramente, apareció mi vida sexual desde los 13 años. Habían pasado muchos años en los que por X o por Y yo no había hecho nada y era como un tema que tenía bastante cohibido, por lo que al principio lo pasaba bastante mal haciéndolo por que sentía que me venía, hasta que me acostumbré.

    El caso es que para evitar eso yo despersonalicé un poco a la chica, las primeras veces besándonos, no se por que me venía el recuerdo, de la chica con la que perdí la virginidad y era una de las personas que más obsesión me ha creado en mi vida sobre todo por culpa de la chica que conocí con 16 años. Entonces yo intenté apartar ese pensamiento de mi mente, por lo que cuando nos besábamos o estaba con ella no podía sentir ninguna sensación si no era imaginándola con la sensación de otra persona. A partir de aquí empecé a no sentirme atraído por ella, no poder verla guapa ni atractiva, solo me fijaba en lo “malo” y eso tapaba todo lo demás, el no poder sentir estas cosas me llevaron a sentirlo cuando veía a otra chica guapa o atractiva y esto hacía que yo me sintiera terriblemente mal y una culpa increíble… llegó el momento que de tanto malestar cada chica que veía guapa o atractiva sentía que me enamoraba de ella con solo verla por un momento, todo esto fue creciendo a más y a más, aunque no éramos pareja, teníamos algo, y llegué a dejarlo varias veces, y buscar esas sensaciones con otras chicas, pero al final siempre volvía ella y me sentía fatal por lo que podía haber sentido en ese periodo en el que no estábamos “juntos” llegué a obsesionarme con una de sus amigas la cuál trabajaba conmigo y nunca me había despertado gran gran cosa, aunque si me “interesaba” antes de conocer a esta chica, pero llegué a obsesionarme de tal manera que sentía que me gustaba mucho, que quería estar con ella, que quería besarla y eso me hacía sentirme aún peor…

    Todo se rompió en mi el día que de verdad dejamos de tener lo que teníamos.. yo me sentí por una parte liberado, ella me acabó confesando que le gustaba también otro chico y yo entonces aunque en un primer momento me derrumbé, lo había pasado tan mal por sufrir por una chica que esta vez decidí empezar a vivir y ser libre.

    Empecé a hablar con nuevas chicas, y entonces surgió la maravillosa pregunta en mi mente de… dejaría morir a esta chica (con la que tenía una especie de relación) por tener algo con esta nueva? Claro, yo me había distanciado completamente de lo que sentía por esta chica, si ya estando con ella no era capaz de sentirlo ahora menos, por lo que no era capaz de darme una respuesta y cuando venía alguna respuesta tiraba más siempre para la parte que no quería que se hiciera realidad, que era dejar morir a esta chica.
    Todo se jodió un día que decidí salir de fiesta y vi a su amiga… había sido tanto la presión, la culpa, la cohibición, que ahora que era “libre” dije pues si que me apetece que pase algo, al final lógicamente no pasó nada, aunque yo quería y al día siguiente como que desperté de esa nube en la que vivía, totalmente apartado de mis sentimientos por ella, y me empecé a sentir bastante mal… pero me recordé que ya no éramos nada, para así no sufrir. El problema vino días después cuando me planteé en mi habitación, habría dejado morir a esta chica por liarme con su amiga? ……. no lo sé, como iba a saber lo que había sentido ese día estando borracho y más con la cantidad de sentimientos confusos que tenía?

    Justo empezó la cuarentena, sinceramente yo quería que el mundo me diera una pausa, dejé mi trabajo una semana antes por que ya no era capaz de llevarlo, y me pasé toda la cuarentena con ataques de ansiedad, crisis, dolor, lágrimas y desesperación, por toda la culpa que sentía. Al final decidí ponerle punto y final a cualquier cosa que quedara entre esta chica y yo por que no podía más.

    Tiempo más tarde apareció mi mundo, mi ángel, mi todo, de una forma completamente inesperada me lleno la vida de luz y de color, me hizo sentir algo que nunca había sentido y a día de hoy sigo con ella, cual es el problema? Pues que la amo más que a mi propia vida, más que a nadie en este mundo, y mis pensamientos mis obsesiones, pues se han multiplicado todo lo que os he contado por mil.

    Estoy yendo a una psicóloga especializada en toc puro, quiero salir adelante y estar con esta persona, pero mis pensamientos y obsesiones me hacen dudar mucho sentir muchas cosas y querer tirar la toalla miles de veces.. no sé quién ganará esta guerra, pero ya no lucho solo por mí, sino también por ella.

     

    Me gustaría saber si alguien ha leído todo esta turra o alguna parte y se siente identificado con algo o le ha pasado algo parecido.. me consolaría bastante y podríamos hablar para conocer más sobre esto y saber que no estamos solos.. en fin, buenas noches a todos.

    0
Viendo 1 entrada (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.