Presentación – Mi TOC (necesidad de orinar) – etapas

  • Este debate está vacío.

Presentación – Mi TOC (necesidad de orinar) – etapas

  • 20anyostoqueado
    Participante
    Rango:
    Offline
    Registro: 28 noviembre 2019
    Temas: 1
    Respuestas: 1

    Buenas tardes,

    Me presento, soy un chico de 35 años, casado y con una peque de 2 años. Escribo esto recién registrado, con una cuenta de correo que no uso y desde un navegador en modo incógnito. Os voy a contar la historia de mi TOC. Cabe decir que, actualmente, tan solo mi mujer es conocedora de que padezco este trastorno.

    1) Mi primera vez.

    Contaba yo con 15 añitos. Cursaba 4º de la ESO (soy de la primera promoción de la LOGSE), y me encontraba en la última clase del día, 6ª hora, clase de Inglés, en el instituto.
    Por aquel entonces, era una persona que apenas iba al baño a orinar. Quizás 3-4 veces al día, podía estar más de 8 horas sin orinar sin problemas. De hecho, me levantaba por la mañana, sobre las 07:20. Lo primero que hacía era ir al baño a orinar, y luego no volvía a ir al baño hasta que no llegaba a casa, sobre las 15:30 o así (nunca pisaba el baño del instituto y, anteriormente, tampoco el del colegio, no lo necesitaba).
    Entonces ocurrió. Estábamos como a mitad de clase, y un pensamiento rondó mi cabeza. MALDITA LA HORA. Entonces empezó todo. De pronto, a mi cabeza le dio por pensar: “y si no pudiese aguantar la orina?”. Ese fue el momento en el que cambió mi vida para siempre.
    Empecé a tener ansiedad, me puse muy nervioso…. aún faltaba media hora para terminar… No me importaba la clase ni lo que se estaba explicando… solo quería que pasaran los minutos… Finalmente, tras pasarlo fatal durante esa media hora, la clase terminó, y entonces fui al baño antes de ir hacia la parada del autobús para ir a casa. Pensé que aquello había sido una tontería puntual que me había dado en ese momento. CRASO ERROR.
    Aquello se convirtió en un martirio diario. Al principio, las primeras horas sin problemas, pero luego estaba pendiente de las ganas de orinar…
    Había en el instituto dos recreos, uno cada dos horas de clase. Al principio empecé a ir al baño en el segundo recreo. Luego tuve una fase en la que iba al baño, y no era capaz de orinar. Afortunadamente eso pasó… pero ahí lo pasé fatal, ya que iba y me tenía que volver sin orinar… Cuando se me pasó un poco esa fase, empecé a ir al baño en los dos recreos. Al principio iba y orinaba y pensaba “pero qué tontería, si apenas tengo nada que orinar…”, pero luego se fue apoderando de mí. Finalmente, la primera hora la pasaba bien, pero la segunda antes de llegar al recreo, sobre mitad de la clase ya era un martirio constante hasta que se acabase, llegase el recreo y pudiese ir al baño.  Las clases, lo que explicaban los profesores… nada me importaba, no atendía, simplemente miraba el reloj y contaba los minutos que me faltaban hasta que se acabase ese martirio… y hasta el siguiente.

    Esto me pasaba, no solo en el instituto, sino en cualquier situación donde llevase más de un par de horas sin orinar, y no tuviese acceso directo a un baño. Tenía que orinar antes de salir de casa, iba en cualquier bar, etc. Un auténtico martirio, pero era especialmente grave en el instituto, ya que tenía que sufrirlo a diario, y por 3 veces (antes de cada uno de los dos recreos, y antes de la hora de la salida)

    Así pasé el instituto… No sufrí bullying, pero a veces cuando he leído síntomas de cómo saber si tu hijo lo está sufriendo, me he sentido identificado en el sentido de fingir enfermedad y cosas así para no tener que ir al instituto…
    Para más INRI, cuando pensaba que ya iba a acabar el instituto para siempre, suspendí dos asignaturas en 2º de Bachillerato, y tuve que repetir solo con dos asignaturas… Me comí un año extra de martirio (aunque un poco menos, al tener 2 asignaturas solo, no tenía que ir los miércoles, y cuando no tenía las dos seguidas, entonces iba antes de empezar la clase que tocara).

    Finalmente acabé el instituto y la selectividad.

    2) Etapa de respiro

    Tras acabar el instituto, comencé la universidad. En esa etapa, me autoconvencí de que no había problemas: en la universidad puedes salir de clase en cualquier momento sin pedir permiso, por lo que puedo acceder al baño en cualquier momento.
    Así, el primer año de universidad, con turno de tarde, tenía 3 horas de clase, un descanso de media hora, y luego otras dos horas de clase. Iba al baño en ese descanso, y sin ningún tipo de problema.

    Al no enfrentarme al martirio diario, mi TOC mejoró también fuera del horario lectivo, teniendo una larga etapa en la que apenas me molestaba. No volví a poder estar 8 horas sin ir al baño sin problemas y sin pensar en ello, pero sí cosas de 5 horas o más, y apenas pensaba en ello. Podía, por ejemplo, ir de viaje sin problemas, sin pensar en si tendría acceso o no al baño, si iba a sufrir por lo mismo otra vez, etc. Digamos que firmaría ahora mismo estar así siempre.

    3) Regreso de los fantasmas….

    Cuando llevaba ya unos años en la universidad, me apunté al gimnasio universitario. Finalmente, iba con un par de amigos a clases tipo Aeroboxing, Fitball, etc.
    Entonces empecé a ir al baño al llegar al gimnasio. Me cambiaba y orinaba.
    Iba a dos, e incluso 3 clases seguidas. Según pasaban los meses, empecé a ir al baño antes de cada clase… y ahí me fue devorando de nuevo. El TOC volvió en todas las facetas de mi vida.
    Empecé a contar los minutos de nuevo en clase de la universidad… pero esta vez no estaba dispuesto a pasar por lo mismo de nuevo. Así que decidí dejar de ir a clase.

    Ese año, el segundo cuatrimestre no pisé las clases. En lugar de ello, iba a la biblioteca y me ponía a estudiar.
    Según pasó el tiempo, mejoré un poco. Al año siguiente volví a ir a clase, y más o menos lo podía controlar un poco más, y empecé otra vez a casi ir haciendo vida normal.

    4) Y volvió para quedarse definitivamente…

    Acabando la universidad, comencé a trabajar. Mi TOC estaba muy controlado y sin problemas. Entonces me eché novia (no había salido con nadie hasta ese momento). Contaba con 25 años y parecía que todo iba encarrilado.
    A los pocos meses empecé con lo que no sé si era un TOC distinto, pero provocado por la presión. Era en temas sexuales: tuve algunos problemas de disfunción eréctil, porque cuando me ocurría mi pareja se lo tomaba muy mal, pensaba que ya no me gustaba, etc. Esto me añadía más presión, y era una pescadilla que se mordía la cola. Finalmente, tras hablarlo y demás, ambos le fuimos quitando presión, y esto fue desapareciendo. Alguna vez me ha vuelto fugazmente, pero más en forma de eyaculación precoz… Pero actualmente más o menos en esa faceta lo controlo.

    Pero lo peor estaba por llegar… Tras 5 años de relación, viviendo juntos desde hacía 3… estábamos a punto de casarnos. Entonces fui a ver a mi tío y a un primo mío para darles la invitación de boda. Vivían en un pueblo que estaba como a 50 minutos de mi casa.
    Primero quedé con mi primo en un bar, me tomé algo con él, y le di la invitación. En ese momento noté que tenía ganas de orinar, pero medio controlaba mi TOC desde hacía un tiempo, así que no le dí mayor importancia. Entonces me dirigí a otro bar, donde se encontraba mi tío. Me tomé algo con él, y allí fui al baño porque sentía ganas de orinar. Al poco tiempo (media hora o 45 minutos como mucho), sentía que tenía muchas ganas de orinar de nuevo, pero no quise volver a entrar en el baño por la tontería de no ir dos veces seguidas… de nuevo CRASO ERROR.
    Al irme me dirigí al coche, y pensé que ya iría al baño en mi casa (estaba en una etapa en la que, aunque tuviese ganas de orinar, podía aguantarme un poco a pesar de no tener acceso a baño). Cuando llevaba 20-25 minutos de camino, empecé a no poder más… empecé a tener ansiedad, nerviosismo… Al final tuve que salirme del camino y parar en un centro comercial para ir al baño. Aparqué en el parking y, al bajarme, sentí una ansiedad tan fuerte que pensaba que me lo estaba haciendo encima… obviamente no era así… Fui al baño, oriné, y seguí con mi vida… Pero ahí volvió.

    5) Desesperación – Visita al psiquiatra.

    Desde entonces, todo fue a peor. En el trabajo lo pasaba mal… Cambié de trabajo (no por el TOC, sino porque me ofrecieron ganar más dinero) y lo mismo, fue yendo a peor… Alguna vez tuve incluso que fingir una llamada al móvil para salir de una reunión para poder ir al baño…
    Llegué a un momento de desesperación absoluta, hasta que dije “hasta aquí hemos llegado, necesito ayuda”.
    Como tengo seguro médico privado, busqué en el cuadro médico algo que pudiese ayudarme… Entonces encontré “psicoterapia” y llamé.
    Me dijeron que primero tenía que ir a un psiquiatra y, si lo veía conveniente, entonces él me mandaría allí.

    Sonaba un poco fuerte… ir al psiquiatra. Casi estaba reconociendo que “estaba loco”. Siempre fui tímido pero en este caso… me da vergüenza reconocerlo… hablarle al mundo de mi locura… Nadie, ni siquiera mi madre o mis hermanas saben que padezco este trastorno. Solo se lo dije a mi mujer, cuando decidí ir al psiquiatra, porque ya no podía más.

    Así que fui, al principio sin grandes esperanzas. Pensé que en una enfermedad física, te dan tu tratamiento con las pastillas que sean o algo, y se te cura. Sin embargo, en una cosa así que es tema de la mente… sería a base de charlas y demás, y no lo veía tan claro… de nuevo me equivocaba.

    Cuando entré en aquella consulta, había dos psiquiatras: un hombre y una mujer, ambos más jóvenes que yo. Me comentaron que estaban los dos porque él iba a dejar de pasar consulta en ese centro médico, y ella sería la persona que estaría a partir de entonces.

    Fue un poco duro, pero les comenté mi problema. Me recetaron 100 mg de Sertralina, empezando por 50 las primeras semanas, aumentando progresivamente hasta los 100 mg.
    Para mi sorpresa, al poco tiempo experimenté una mejoría enorme. Conseguí salir del pozo. Era capaz de hacer cosas del tipo estar 4 horas sin orinar, y coger el coche para un viaje de media hora sin problema alguno (el coche siempre ha sido uno de los sitios donde peor lo paso, ya que estás como “encerrado” en un sitio, en mitad de la carretera, sin poder moverte).
    Luego pasé por cosas de alto nivel de estrés (nacimiento de una niña gran prematura, con dos meses de ingreso en UCI neonatal, etc.) y tuve algún pequeño episodio volviendo a casa en el coche, pero cosas muy puntuales, por lo general iba bastante bien.
    Tras dos años, la psiquiatra decidió retirarme la Sertralina y ver qué tal iba. Tras 3 meses o así, fui a revisión, y me seguía encontrando bastante bien. Ella me dijo que dejaba la sanidad privada, así que me dio el alta, me sacó el informe por si tenía que ir a algún otro psiquiatra en el futuro, y nos despedimos.

    6) Recaida – situación actual

    De esto hace como un año y medio. Al principio bien, pero poco a poco siento que me va devorando otra vez. Ayer estuve en el dentista, y ya llevaba un par de días dándole vueltas, que si iba a ser una cita larga, no iba a poder ir al baño entre medias, y todo lo que sea de un par de horas o así, ya la temo… Acabé yendo al baño antes de ir al dentista, fui allí tras media hora en la sala de espera (había pasado casi una hora desde que fui en casa) “por si acaso”. Tuvieron que ponerme anestesia tres veces porque no me terminaba de hacer todo el efecto, y tras la tercera aproveché para ir al baño de nuevo…

    Y así es como he acabado en este foro.

    Ahora mismo me encuentro en el punto en el que creo que debo retomar la Sertralina, pero no me veo con fuerzas para decirle a mi mujer que he recaído… No llegué a ir a psicoterapia, pero mi economía tampoco está como para eso… Creo que algo me incluye el seguro médico, sería cuestión de verlo…

    En fin, necesitaba soltar un poco todo esto. No sé si a alguien le servirá de ayuda.

    También he pensado en algún día “salir del armario” y contarle mi problema a mi familia y seres queridos… El cómo llevo ya 20 años luchando contra esto, y como cada vez estoy más cansado…

    Un abrazo a todos!

    0
    20anyostoqueado
    Participante
    Rango:
    Offline
    Registro: 28 noviembre 2019
    Temas: 1
    Respuestas: 1

    Disculpad, no vi que había una plantilla. Simplemente tenía ganas de “soltarlo todo” y he procedido sin más:

    1. Cuando empezó.
    Hace 20 años. Tenía 15 años en aquel entonces.

    2. Rasgos y descripción especificos sobre los pensamientos obsesivos.
    Obsesión con orinar. Miedo a no ser capaz de retener la orina. Necesito orinar antes de salir de casa. Si ha pasado como dos horas o incluso algo menos desde la última vez que oriné, y estoy en un sitio donde no tenga acceso a un baño, empiezo a estar nervioso y tener ansiedad.

    3. Rasgos y descripción sobre los comportamientos o pensamientos compulsivos. A DIA DE HOY.
    Poco más o menos lo explicado en el punto anterior. Tengo que orinar si voy a estar en un sitio donde no haya acceso a baño.

    4. Si habeís ido a terapia y cuanto tiempo llevais en terapia, pero en 1 frase.
    He ido solo al psiquiatra.

    6. Si estais tomando algun medicamento, aunque existe un foro especifico para hablar en detalle sobre las mismas simplemente para tomar una referencia.
    Estuve tomando Sertralina – 100 Mg durante dos años. Actualmente llevo un año y medio sin tomar nada.

    0
Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate.