Presentación

  • Este debate está vacío.

Presentación

  • silviamm
    Participante
    Offline
    Registro: 11 diciembre 2018
    Temas: 1
    Respuestas: 2

    Hola, tengo 19 años y os voy a contar mi problema.
    Cuando tenía 12-13 años mi hermano pequeño de 9 venía a veces a dormir conmigo porque tenía miedo a la oscuridad. Yo a esa edad, esperaba a que se quedara dormido, y apartada de él, me masturbaba, porque estaba en esa edad de experimentar sin darle demasiada importancia. Un día comencé a tener pesadillas de tener relaciones con mi hermano, pesadillas que me horrorizaban y comencé a investigar acerca de lo que era un abuso y de lo que no, hasta el punto de obsesionarme tanto, que apenas podía abrazar a mi hermano, o acercarme siquiera sin sentir una gran ansiedad. Estas obsesiones en realidad no tenían mucho sentido, porque yo ni siquiera era muy consciente de qué era el sexo en realidad, y mientras me masturbaba no era capaz de tener fantasías ni nada, era experimentación. Me masturbaba en gran medida para acabar con la ansiedad.
    Un día, vino a dormir conmigo como siempre, y en esto que cuando se quedó frito hice como siempre, me alejé de él y me toque. Pero en esto que en un momento dado, me masturbé con una sábana prácticamente encima de su pie,  aunque no me masturbe con su pie, sino con la sábana y no lo hice porque me atrajera mi hermano, de ninguna manera, sino porque en ese punto la cama estaba más fría y era más cómodo. Yo sabía que masturbarse con alguna parte del cuerpo de alguien estaba mal, si bien no utilicé el pie de mi hermano sino la sábana, esto hizo que cuando terminé, 15 segundos más tarde, sentí una ansiedad terrible, porque no sabía hasta qué punto lo que había hecho estaba mal o si no pasaba nada.
    Finalmente resolví que probablemente las pesadillas venían de un episodio parecido que había sucedido en algún momento y que no podía recordar, y que mi ansiedad estaba sacando las cosas de quicio, que lo que había hecho en realidad no era algo malo, tras aquello, la obsesión con las pesadillas desapareció parcialmente, porque les había dado una explicación. No lo volví a hacer, porque había sentido una gran ansiedad,, y aquel episodio se perdió completamente en mi memoria.

    Mi moral ahora es la de una persona adulta, en este momento. Sé de forma clara qué está bien y lo qué está mal, lo que hice bien y lo que mal . Y ahora que he vuelto a recordar eso, quiero morirme, porque, ¿qué puedo hacer? Me siento tan culpable, tan horrible. No puedo vivir con ello. Y lo peor es que ya no tiene solución. Nunca había pensado que las decisiones que una toma de niña, por nimias que en ese momento parezcan, puedan marcar tu vida para siempre. La pesadilla ha vuelto. ¿Qué hago ahora? ¿Cómo es posible que fuera capaz de hacer algo así en algún momento y luego olvidarlo como si nada? Dios mío. Ojalá me bendiga con alguna enfermedad y me muera pronto. Porque aun no he recogido el valor suficiente para suicidarme, ni sé aún cómo hacerlo sin fallar. Pero siento tranquilidad cuando pienso en ello. Es un castigo perfecto y la mejor forma de acabar con todo esto, haciéndole un favor a todos.

    Gracias por leer esto.

    0
    dani.dpar96
    Participante
    Offline
    Registro: 10 diciembre 2018
    Temas: 0
    Respuestas: 6

    Silvia,
    Yo no creo que hicieras nada malo. En muchas ocasiones llegan a nuestra mente pensamientos intrusivos que no podemos controlar. Lo que importa realmente es cómo actuamos y las consecuencias que estos actos tienen en los demás. Por lo que cuentas, no llegaste a tocar a tu hermano y nada malo le sucedió. No hay ningún motivo por el que debas de sentirte culpable.
    Aún así, veo que lo estás pasando francamente mal ¿Has hablado de este problema con un psicólogo? Podría venirte muy bien.

    0
Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate.