PENSAMAIENTOS OBSESIVOS

Etiquetado: 

PENSAMAIENTOS OBSESIVOS

  • mfg67
    Participante
    Desconectado
    Registrado el: 8 enero 2022
    Temas: 1
    Respuestas: 4

    Buenas tardes, necesito contar mi historia.

    Soy una mujer de 23 años, con un grupo de amigos maravillosos y unos padres que me adoran. Pese a ello, mi vida no ha sido muy… ¿fácil? He tenido una infancia y adolescencia complicada. Siempre he sido muy muy obsesiva y he desarrollado varias fobias. Con aproximadamente 12 años me obsesione con que tenía una enfermedad grave que estaba acabando conmigo e, incluso, mis padres debido al mal estar que me generaba la situación y mi miedo decidieron llevarme a médicos que, posteriormente, confirmaron que mis certezas solo eran sucesos imaginarios. Además, siempre he sido un persona con muchas inseguridades. Me sentía la persona más horrible del mundo físicamente. Deje de salir de casa, de relacionarme con gente, desarrolle una introversión y timidez extrema y llegue a tener pensamientos suicidadas. Hasta ese momento, había sido una enamorada empedernida, aficionada a las novelas románticas que me hacían soñar con un novio que me hiciese sentir ese puro amor. Sin embargo, la inseguridad que desarrollé desde los 13-15 años hizo que me obsesionara con que nunca nadie me iba a querer y, en consecuencia, yo nunca iba a querer a nadie. Desde entonces rehuía absolutamente todo lo relacionado con el amor y los chicos. Llegué a pensar que había desarrollado algún tipo de psicopatía, porque no sentía absolutamente nada. Cabe desatacar que por la época de los 15-16 estuve enamoradita de mi mejor amigo y me di mis primeros besos y, aunque algunos fueron mejor que otros, ese pensamiento obsesivo de que no podían ni podía sentir nada no me dejaban disfrutar al 100%.

    Instaurada esta nueva visión de vida, mi madre cae enferma. Un cáncer de mama. A pesar de mis 15-16 años, maduro a pasos agigantados, debo hacerme cargo de absolutamente todo. Los estudios, la casa, mi hermano pequeño. Por aquella época había vuelto a salir, pues ese nuevo hábito desapareció por completo. Repudiaba todo lo social, todo aquello relacionado con los chicos o cualquier responsabilidad que no involucrara a mi familia. Esta fase de mi vida marco un antes y u después en mi persona y, sobre todo, creó una coraza que a día de hoy no ha sido derrumbada.

     

    Con 17-18 años, sigo repudiando todo tipo de relación. Lo que no entendía es que adoraba los libros románticos y soñaba con vivir algo así. De hecho, todas las noches, antes de dormir, me imaginaba la vida que me hubiera gustado tener y lloraba. Lloraba mucho, como si me hubiera resignado a no vivirla. Además, siempre siempre me ha costado mucho que me gustara alguien de verdad. Tengo que conocer antes a la persona, que despierte algo en mí. Culpa de la idealización de los libros. Por esta época, el último enamoramiento que tuve fue mi mejor amigo. Mi cabeza, o corazón, se cerró en banda. Y entonces, el último año de instituto, soy acosada por un compañero. Esto hace que mi autoestima vuelve a decaer, vuelvo a pensar que nadie me va a querer y mis pensamientos renacen como el ave Fenix. No voy a ser querida.

     

    Empiezo la universidad, reconozco que han sido de los mejores años de mi vida. Hice muy buenas amigas, salí muchísimo y disfrute más. El amor seguía sin llegar, tuve alguna que otra cosa por ahí, pero nada que se semejara ni de lejos al amor en esencia. Pero… Durante esta época atravieso por un trastorno alimenticio. Fue muy muy duro, pero con esfuerzo y la ayuda de mis amigos pude salir de ese círculo terrorífico. Como comprenderéis, esto hizo que mi autoestima volviera a decaer. En esta época universitaria, se intensifico el sentimiento de no me va a querer nadie ni voy a querer nadie. Ignoraba por completo el tema. Mientras mis amigas se enamoraban o querían presentarme algún amigo… YO HUÍA. Solo podía decirles que no era el momento o que estaba bien así. ¿La verdad? No. No era capaz de entender que podían quererme y que yo sí que puedo querer. Aun no lo entendía y, os adelanto, que sigo sin hacerlo.

    Y bueno, llega. Sí. Un chico que me ha vuelto completamente loca desde que apareció en mi vida. Como decía anteriormente. me han gustado muy pocas personas en mi vida. Debo reconocer, que más de una vez he pensado que podía ser asexual. Por la falta de educación sexual, siempre me ha asustado mucho el hecho de que no me gustarán todos los hombres o pensar que tenía que estar con cualquier tipo de hombre y no con uno que me gustara. Eso siempre ha hecho que me sintiera rara y, también, el ser muy selectiva. Pero entonces llegó, un persona que, no considero que fuese amor, o al menos quiero convencerme de que no, pero que hizo que cada minuto del día estuviera dedicado a él. Desde el primer momento que lo vi.. pfff me pareció tan guapo… Pero… tenía novia. Pasado un tiempo, ya no tenía y.. Lo volví a ver y más guapo me apreció. Y así fue pasando el tiempo. Cuando salía lo buscaba entre la gente. Cuando hablaba con él, al llegar a casa me regocijaba una y otra vez en la conversación. Pero… Llego un verano en el que se fijó en mí… Y, ¿qué pasó? Fui una vez más gilipollas. Todo se fue al traste por mi inseguridad, porque siento que algo no esta bien. No puede quererme, a mi no. Y yo tampoco puedo quererle porque no siento. Bueno esto paso y, 2 años después, sigo sin sacármelo de la cabeza.

    Ahora nos situamos en el presente. En mi «complicada» adolescencia se me ha olvidado mencionar dos hechos relevantes que marcarían mi futuro (ahora presente). El primero es que en 2012, la ansiedad y los ataques de pánicos llegaron a mi vida. El fenómeno «fin del mundo» hizo que se generara en mi un miedo ilícito hacia la muerte y todo lo relacionado con ella. No podía salir a la calle. Constantemente me daban ataques de pánico, en el instituto, en el supermercado, en casa… En cualquier sitio. Sin embargo, cuando paso el «fallido fin del mundo», mi ansiedad se redujo hasta el año 2020. En el primer verano después de la pandemia un miedo terrible a morirme pareció de nuevo. Lloraba y lloraba. No entendía porque había nacido si iba a morirme y viceversa. No entendía el sentido de la vida. Todo se volvió confuso. Acudí al psicólogo de la seguridad social, ya que mi vida se había vuelto un auténtico infierno. No podía realizar ninguna actividad cotidiana sin entrar en pánico. Sin embargo, la única respuesta que recibí fueron antidepresivos y pastillas para dormir y AHH, que hiciera deporte. Se acabó. Por suerte, y de nuevo con el apoyo de mi familia y amigos salí adelante.

    Sin embargo, ahora e gustaría centrarme con el tema que a día de hoy es el causante de mi malestar y ansiedad. Creo que, como la mayoría de las personas, en mi adolescencia puse en duda mi sexualidad. Más que en duda, fue comprender porque me gustaban los hombres y porque no las mujeres. Todo fue ocasionado porque pensaba que ciertas actrices eran muy guapas, pero claro, en ese entonces no entendía que puedes considerar a alguien atractivo sin connotaciones sexuales. Me obsesione un poco con el tema, pero tras unas cuantas comprobaciones estaba segura de que era heterosexual. Con el paso del tiempo todo siguió con normalidad, pero, los programas de televisión empezaron a apostar por la inclusión de todo colectivo en televisión. Ahí empecé a obsesionarme de nuevo. Y no entendía el porque. Nunca me había gustado una mujer, ni había sentido una atracción más allá de pensar que una chica es guapísima o viceversa. Sin embargo, mi cabeza estaba obsesionada con que era lesbiana o bisexual. Con el tiempo todo se calmo de nuevo, alguna que otra vez volvía la obsesión, pero no de forma agresiva,

    Todo cambia en el verano de 2022. Se genera la mayor y más larga obsesión de las mencionadas anteriormente. Debo destacar que siempre he sido una persona muy sexual. Me encanta masturbarme y consumo porno desde una muy temprana edad. Pero sin embargo… Este verano me obsesione con que soy lesbiana o bisexual y no quiero reconocerlo. Todas y cada una de las mujeres que veía, ancianas, madres, actrices, modelos… Todas pienso que me gustan y me excitan. Me obsesiono con que todos mis fracasos en el amor y ese huir hacia los hombres se debe a que no me gustan, Y de verdad, que no tendría ningún problema con ser lesbiana o bisexual, peros es que me imagino dentro de esa orientación sexual y no sería yo. Tengo pensamientos intrusivos, constantemente y, más que eso. Soy yo la que me imagino teniendo una vida o relaciones con mujeres como medio de comprobación. Además, mi líbido sexual hacia los hombres ha desaparecido por completo. Me cuesta mucho excitarme, cuando antes con una simple foto ya lo estaba. Me es imposible imaginarme besando a algún chico, incluso al que tanto me gusta. He dejado de leer, ver películas o series. Pienso que todas las muejeres me gustan, que mis propias amigas me gustan e incluso me incomoda estar con mi madre. He llegado hasta a sentir que me excito, pero si lo analizo no es excitación. Es ansiedad y miedo ante algo que no deseo hacer. He leído algo sobre Toc homosexual y, aunque no me gusta de por sí el término, es lo único parecido  a lo que estoy sintiendo. Soy una gran activista feminista y defensora del colectivo LGTBI+, y mis dudas no responden a no querer ser lesbiana o bisexual, se debe a serlo y no llevar a saberlo nunca. No quiero besar a ninguna chica, ni acostarme con ella ni tener una vida juntas. Pero mi cabeza se empeña en decirme que sí que me estoy mintiendo y que no puedo vivir así. Que todos mis fracasos amorosos se deben a esto. Intento buscar explicaciones en mi pasado y más me confundo y me frustro.

    Sobre todo, lo que mas angustia me causa es que mi libido está por los suelos. Otra cosa que me llama la atención es que en casa me es imposible imaginarme con un hombre o teniendo relaciones sexuales, cuando siempre ha sido el motor de mis fantasías y mi excitación, pero sin embargo, cuando salgo a la calle e imagino escenas eróticas, la mayoría de las veces no suelo tener problemas. Esta situación esta afectando a mi vida personal, social y familiar. No salgo de la cama, no duermo, no puedo estudiar, ni leer, ni ver la tele. NADA. Cada vez que veo a una mujer me provoca ansiedad y miedo, y he llegado a confundir estos sentimientos con la excitación, síntomas que también he leído que se asocian con el TOC.

    Necesito ayuda o guías para reducir esta ansiedad. Necesito volver a calmar mi mente.

    gallo
    Participante
    Desconectado
    Registrado el: 23 mayo 2017
    Temas: 1
    Respuestas: 51

    Bueno, está claro que eres una persona obsesiva o neurótica. Tu historia lo demuestra muy claramente.

    Y sí, ahora tienes TOC Homo pues todo lo que relatas son sus síntomas:

    pérdida de apetito sexual por el sexo opuesto, miedo, ansiedad, falsas atracciones por el mismo sexo, duda patológica que no se resuelve…

    y sus compulsiones:

    rumiaciones y análisis acerca de tu pasado sexual y sentimental, comprobaciones con ejercicios imaginarios de situaciones sexuales o sentimentales con el mismo sexo, evitación de televisión, películas, vida exterior porque tu mismo sexo te llama la atención debido a tu obsesión…

    Las obsesiones TOC son como un chicle que se te pega en el cerebro. Si quieres que el chicle se vaya soltando y vaya desapareciendo tienes que tener claro que es fundamental NO COMPULSIONAR.

    Aprende lo que son las compulsiones de un TOC, identifica las tuyas y haz un esfuerzo diario durante todo el día por cortar las compulsiones:

    1. No analizar nada acerca de la orientación sexual o tú orientación sexual= no rumiar acerca del tema de tu obsesión. Todo ese tipo de análisis y divagaciones mentales nunca ofrece respuestas ni verdades absolutas, ni convincentes. No son sólo una pérdida de tiempo sino que además dan credibilidad y refuerzan la obsesión.

    2. No comprobarte ni chequearte imaginando escenas sexuales o sentimentales con tu mismo sexo. Estos tests nunca te ofrecerán un resultado satisfactorio o confiable y por el contrario te meterán siempre más en la duda y la obsesión.

    3. No evitar ninguna situación que pueda recordarte o traerte a la cabeza pensamientos o sensaciones acerca de tu obsesión. Es decir, seguir viendo películas o televisión como lo hacías antes aunque haya estímulos en éstas que te activen tus dudas. Toda evitación que hagas reforzará tu obsesión y la hará más creíble.

    Lee y aprende acerca de Terapia Cognitiva Conductual para entender cómo mal funciona tu cerebro neurótico, para poder defenderte de él y llevar una vida de más calidad y bienestar.

    Si sola no puedes busca ayuda de un Psicólogo y/o Psiquiatra especialista en TOC.

    mfg67
    Participante
    Desconectado
    Registrado el: 8 enero 2022
    Temas: 1
    Respuestas: 4

    Muchas gracias por tus palabras, hacen todo mucho más llevadero.  No me sentí sola.

     

    He puesto en práctica todos tus consejos, y me han venido muy bien. Sin embargo, he tenido una crisis. Como mencioné, tengo compulsiones de comprobación. Constantemente recreo escenas eróticas con chicas en mi cabeza, y confundo la ansiedad que me crea con excitación. Siento que no soy yo, que me obligo a que me guste. Mi libido sexual hacia los hombre ahora mismo es nulo, y eso incentiva aun más al situación. Me empiezo a creer mis propios pensamientos. Pero es un tanto extraño, porque cuando visualizo esas imágenes es como si mi persona no fuera yo, fuese otra versión de si misma que no corresponde a la real. Como cuando en las pelis la prota pierde su humanidad y deja de ser ella misma. Pues me da la misma sensación.

     

    Pero el problema aumenta cuando compruebo. Desde que tengo esta obsesión, también en la adolescencia, recurría a la masturbación. Y cuando estoy en el proceso, yo misma me impongo imágenes lésbicas y me provoca mucha ansiedad, malestar, sudores… Pero siento que me excito más y voy a acabar en el momento. No sé si se debe a la misma ansiedad, pero no me sienta bien. Me empiezo a encontrar mal en el momento y quiero acabar.

     

    A veces pienso que es una realidad que me he ido imponiendo desde que tengo esta obsesión. Poco a poco la idea de que soy lesbiana se ha ido instalando en mi cabeza y se ha hecho realidad. Esto es muy difícil, porque en el fondo sé que no es así. Me sentiría bien si fuese el caso, no tendría esta ansiedad. Ansiedad que siempre confundo con excitación.

     

    Por la mañana suelen ser los mejores momentos del día. Pienso en momentos con chicos y todo bien. Sin embargo, conforme avanza el día todo empeora. Pienso: «Uy, como estoy bien voy a imaginarme una escena lésbica para comprobar». Y entonces vuelve la ansiedad.

     

    A veces me rindo y pienso que voy a estar así toda mi vida. Quizás, puede ser. Aunque hoy tengo esperanzas y motivación por un mañana sin toc.

     

    GRACIAS POR LEERME Y RESPONDERME!!

    gallo
    Participante
    Desconectado
    Registrado el: 23 mayo 2017
    Temas: 1
    Respuestas: 51

    Me repito,

    Si quieres volver a ser la que eras antes de tu obsesión homosexual es fundamental que prometo identifiques tus compulsiones y luego las elimines.

    Imaginarse en una escena homosexual para comprobar si se es homosexual es una compulsión.

    Ese tipo de chequeos nunca te va a dar una respuesta satisfactoria pues es un chequeo contaminado y artificial. No es algo natural. ¿Tú crees que los homosexuales descubrieron su identidad sexual porque se pusieron a comprobarse a ver si les gustaba y los tests les salían positivos?, evidentemente no!, los homosexuales al igual que los heteros de forma natural siente por su mismo género. ¿O acaso tú te pusiste a chequearte con escenas heteros y los tests te salieron positivos?, por supuesto que no!, tu identidad heterosexual fue algo natural y no el resultado de unos tests de comprobación.

    Esos chequeos no sirven para aclarar tus dudas sino todo lo contrario, te meten más en las dudas, más aún: ¿Entiendes ya por qué tienes dudas al respecto y por qué incluso empiezas a creerte gay?. Pues precesimante por esos chequeos !, precisamente por esos análisis estúpidos, precisamente por esas rumiaciones, precisamente por esas evitaciones, precisamente POR ESAS COMPULSIONES!.
    Son las compulsiones las que te han metido en este laberinto!, tu recurres a ellas porque crees que te van a solucionar el tema pero lo cierto es lo CONTRARIO, SON LAS COMPULSIONES las que te han puesto donde estás y las que te seguirán hundiendo en la duda patológica y la obsesión si no te desenganchas de ellas por completo.

    mfg67
    Participante
    Desconectado
    Registrado el: 8 enero 2022
    Temas: 1
    Respuestas: 4

    Tienes toda la razón, tengo que dejar de realizar compulsiones.

    Analizo absolutamente todo, mi pasado incluido. Esto es una prueba, aquí te empezaron a gustar, etc… De hecho, cuando tuve por primera vez este toc, recuerdo que solo al imaginarme una escena no me gustaba absolutamente nada, me provocaba mucho malestar. Pero pensaba que me tenía que gustar, que tenían que gustarme los pechos, los culos, el sexo oral entre mujeres, etcétera. Y obligaba a imaginarme esas escenas para normalizarlo y, de hecho, creo que eso es lo que me está pasando. Estoy condicionando a mi propio cerebro, reeducándolo. Y ese condicionamiento no me identifica.

     

    Lo que más me preocupa es mi libido sexual hacia los hombres. Es como si realmente me hubiera vuelto lesbiana. Me imagino besando al chico que me gusta y soy incapaz de verme en esa situación, o llevando a cabo situaciones cotidianas de parejas, cuando antes me pasaba el día viviendo en mis pensamientos románticos. Esto es lo que más me preocupa, hoy hasta he soñado con la ansiedad. Que hacía un trio y me entraba ansiedad y me gustaba más el beso de la chica que con el chico, pero esa no era yo. Era otra versión de mí. Y las redes sociales… No puedo ni mirarlas. Es ver a cualquier tipo de chica, anciana, mujer, DE CUALQUIER TIPO, y me entra un pellizco en el estómago y ya pienso que soy lesbiana, que me gusta, que me está excitando.

     

    Llevo dos días en los que tengo compulsiones cada segundo. A partir de ahora voy a intentar no hacerlo.

     

    Gracias de nuevo. Un saludo y un abrazo,

     

    M

    gallo
    Participante
    Desconectado
    Registrado el: 23 mayo 2017
    Temas: 1
    Respuestas: 51

    Todo lo que cuentas es típico del TOC homo.

    Desde la propia experiencia te digo que volverás a ser tú misma aunque ahora te resulte difícil de creer.

    Tienes que entender que el TOC convence al afectado de que el problema es real y que por tanto no tiene TOC sino q se es un pedófilo en represión o un homosexual o un asesino o o un enfermo con una enfermedad terrible o un suicida… Si el TOC no tuviese ese poder de convicción no existiría el TOC. El problema (el TOC) existe porque los afectados se lo creen. Es decir, si tú tuvieras claro q no eres gay y que sólo tienes una obsesión, la obsesión desaparecería.

    Y ese es tu caso: ahora te crees que muy probablemente seas lesbiana y como una parte importante de tu cerebro se cree eso pues te manda continuamente mensajes al respecto en forma de pensamientos, imágenes…es lo que se llaman “pensamientos intrusivos”.
    Por otro lado está esa otra parte de tu cerebro que no se lo acaba de creer y que además no se lo quiere creer porque es algo que no te sienta bien (ansiedad, depresión…) y por tanto esa parte intenta  desacreditar a la parte que se lo cree. Entonces se establecen los debates, las rumiaciones, los análisis, las comprobaciones, las evitaciones…es lo que se llaman las compulsiones.

    La zancadilla que tu propio cerebro se hace es que la artillería que utiliza para despejar las dudas, volver a ser uno mismo y aliviar la ansiedad…no sólo no es efectiva sino que es contraproducente y a medio o largo plazo las compulsiones aumentan las dudas, la ansiedad, el malestar…entonces se necesitan más compulsiones y se entra en una espiral descendente y un círculo vicioso sin fin.

    Para salir hay que cortar las compulsiones y aceptar los pensamientos intrusos que te vayan apareciendo y la ansiedad que estos te vayan generando. Simplemente déjalos que vengan y vayan, no te los creas, no reacciones ante ellos, no te defiendas de ellos… si actúas así continuamente (sin compulsiones) con el tiempo irán menguando y llegará un día en el que desaparezcan por completo pero eso día no te darás ni cuenta de que desaparecieron porque tu cerebro obsesivo ya estará ocupado con alguna otra obsesión…pero al menos volverás  a fijarte en los hombres como siempre.

    Por otro lado, no te preocupes por poder perder tu identidad sexual debido a tu obsesión, eso no pasará nunca independientemente de lo fuerte q te pegue este TOC pues las terapias de reconversión de identidad sexual no funcionan. Tu identidad sexual está en un nivel mucho más profundo de tu psique al cual no llega el TOC.

    Documéntate bien acerca del TOC, y/o pide ayuda a un especialista en TOC (cualquier Psicólogo no sirve, tiene que ser especialista en TOC, TCC Terapia Cognitiva Conductual y EPR Exposición con Prevención de Respuesta.

    Aprende a identificar tus compulsiones y elimínalas.

    Ánimo y salud.

    mfg67
    Participante
    Desconectado
    Registrado el: 8 enero 2022
    Temas: 1
    Respuestas: 4

    Siento escribir diariamente por aquí, pero es lo único que me ayuda en esta batalla… Y me hace sentir acompañada, que no estoy sola.

    Siempre siempre siempre he sido una persona a la que le cuesta mucho que le guste alguien, sobre todo físicamente. Incluso he tenido etapas obsesivas en la que he llegado a pensar que era asexual, pero sin embargo siempre me ha atraído la idea del sexo. Hoy esta ha sido la idea que ha plagado mis pensamientos. Que nunca me ha gustado un chico, que era todo imposición, veo a un hombre «atractivo» y me da literalmente asco la sola idea de besarlo. Estos pensamientos me traen muy malos recuerdos, porque me sentí exactamente igual la primera vez que sufrí esto.

    Ha llegado un punto en el día en el que he estado segura de que soy 100% lesbiana. Estoy obsesionada cada vez que veo una mujer me gusta, cada vez que me meto en redes sociales y veo a la madre de una amiga me gusta. Años atrás, asocie esto con que mi cuerpo se ponía en alerta, porque ver una mujer significaba pensamientos no deseado… Pero como mencione días anteriores, compulso mucho. Me obligo y me obligo a pensar en tener en relaciones con chicas, me obligo a sentir que estoy disfrutando, todo desde la obligación y, cuando siento «algo», digo YASTA aquí esta la prueba. Sin embargo luego pienso… realmente no estaba excitada… Estaba provocándolo artificialmente para confirmar lo que mi cerebro me dice.

     

    Sinceramente mi mood de hoy es pensar que verdaderamente soy lesbiana, que aborrezco con todas mis fuerzas a la figura del hombre y que no me acepto. Ya no sé diferenciar la realidad de la ficción, lo intrusivo con lo deseado. No sé que hacer. Me levanto y no tengo ganas de vivir. Las dudas me están apagando. A veces también siento que estoy dejando de ser quien soy, que como he sido siempre ha sido una auténtica mentira para autoengañarme y, claro, mi pésimo historial amoroso y la dificultad de que me atraiga alguien no ayuda….

    Años atrás, recuerdo que cuando pensaba en situaciones con chicas las repudiaba. Me obligaba a pensar: te tiene que gustar tocar tetas, el culo, besar a una chica. Al principio lo repudiaba, no me gustaba. Estaba siendo obligada por mí misma. Sin embargo, ahora, no me gusta pero no siento ese absoluto rechazo, porque creo que he impuesto ese pensamiento en mi cabeza. Pero de verdad que no puedo más. A veces pienso, tengo que probar con una chica o que literalmente tengo que salir con una chica pero NO QUIERO. Evito cualquier cosa que expongan a mujeres, situaciones en las que me «puedan gustar». Ya he llegado a tal punto de ver unas tetas exuberantes o culos y ponerme muy nerviosa e incomoda y asocio eso con gustar.

     

    Lo siento de nuevo, pero no tengo medios para poder hablar con nadie. Esta es la única vía en la que puedo desahogarme y no caer en la locura u otras cosas que no quiero ni mencionar… Creo que nunca voy a salir de esta. No es necesario que me respondáis.

     

    Un saludo y un abrazo,

     

    M

    mfg67
    Participante
    Desconectado
    Registrado el: 8 enero 2022
    Temas: 1
    Respuestas: 4

    AHHHHH y se me olvidaba. También he llegado a pensar que soy un hombre, aunque eso realmente me paso la primera vez que tuve estos pensamientos. Además, también he empezado a verme muy masculina. No me gusta nada estereotipar conductas. No diferencio entre lo de hombre o mujer y viceversa. Y por ello mismo, me confunde lo que siento. Siempre he sido una persona que le encanta arreglarse, verse «femenina» y sentirse empoderada. Pues ahora siento que mi identidad es otra, la forma de andar, de hablar, analizo mis fotos y no me reconozco y así una constante infinita.

    gallo
    Participante
    Desconectado
    Registrado el: 23 mayo 2017
    Temas: 1
    Respuestas: 51

    Parece como si te gustase hacerte daño.

    Imaginar situaciones sexuales para comprobarse es una compulsión que no te dará nunca una respuesta conclusiva acerca de lo q te gusta o no. Esto sólo aumentará tu nivel de obsesión y tu duda patológica.
    La gente imagina situaciones sexuales no para comprobarse sino para disfrutar.

    Tú, sin embargo, imaginas situaciones sexuales para chequearte pero no para disfrutar. ¿Ves la diferencia entre tus acciones patológicas y las acciones de la gente?. Es el día y la noche.

    La gente imaginando el tipo de sexo que le gusta para gozar y tú imaginando un tipo de sexo extraño para ti con el objeto de chequearte.

    Y entonces pensarás: “lo hago porque no tengo claro lo que me gusta y quiero averiguarlo”
    Y yo te respondo: “dejaste de tener claro lo que te gusta porque empezaste a cuestionártelo patológicamente y ese tipo de chequeos te obsesionan más, nunca te dan un resultado claro y entonces necesitas más y más chequeos y es la historia de nunca acabar, mientras tu obsesión sigue aumentando”. Es decir, esos chequeos en lugar de desvelarte la verdad sólo te meten más y más en la duda y la obsesión.

    La única forma de recuperar tu realidad es alejándote de la obsesión, Las obsesiones distorsionan el sentido de realidad acerca del tema de la obsesión a los obsesionados.

    ¿Y cómo quitarte la obsesión de encima?.

    Respuesta: no haciendo compulsiones.

    Tus compulsiones (por lo que leo aquí):

    1. Rumiar acerca de tus relaciones pasadas… Son compulsiones mentales de análisis, rumiación…

    2. Evitar situaciones que te pongan delante del estímulo temido (tu obsesión)…Son compulsiones de evitación.

    3. Chequearte imagino situaciones sexuales con el mismo sexo…Son compulsiones de comprobación.

    Si quieres recuperarte del TOC, NO COMPULSIONES.

Viendo 9 entradas - de la 1 a la 9 (de un total de 9)

Debes estar registrado para responder a este debate.