Explicación sobre el TOC: Mi caso y puntos en común.

  • Este debate está vacío.

Explicación sobre el TOC: Mi caso y puntos en común.

  • Pablon
    Participante
    Rango:
    Offline
    Registro: 8 diciembre 2018
    Temas: 1
    Respuestas: 0

    Saludos para todos, soy hombre de 24 años y desde el año 2008 padezco el trastorno obsesivo compulsivo de la orientación/sexualidad . No quiero extender tanto mi caso, yo escribí en este foro ese mismo año y encontré un grupo extremadamente profesional y excelente conducido por la Doctora, que resolvió muchas dudas que tenía al respecto. Sin embargo me gustaría desarrollar algunos tópicos que la misma Doctora desarrolla en su introducción al TOCH y que se cumplen a raja tabla con mi caso, tras diez años de este padecimiento.
    1_ Ambiente Sobreprotector o Moralista: Me crie en una familia normal, no tengo ningún trauma o confrontación con mis padres, sin embargo, me he dado cuenta que he sido criado en un ambiente sumamente moralista (no confundir con religioso) y sobreprotector, mi madre no quería que saliera solo hasta los 12 años de casa, pasaba gran parte del tiempo en mi casa y si bien tenía amigos, no solía salir con ellos o la mayoría de la veces nos juntábamos en casa. Algunos miedos se fueron congestionando en mi cabeza: pesadillas, lugares altos, enfermedades, pensamientos negativos que los he tenido desde muy joven. Nunca hablé de sexo con mis padres, es un tema tabú en casa, como tampoco de prostitución, sexualidad, mujeres u otros temas. Esta cierta actitud antisocial me llevó a tener un desconocimiento del sexo, por lo que hasta el día de hoy soy virgen y con poco apego a las relaciones. No tuve ningún trastorno de aprendizaje ni mental, tuve un alto rendimiento en primaria y secundaria, de hecho lo mismo sucedió en la Universidad.
    A los 9 años exactamente me empecé a tener fantasías sexuales, siendo las mujeres mayores, en particular mis primas, las que más me atraían, pero como estas eran primas tuve que mantenerme en silencio hasta de mis más cercanos conocidos para evitar que parezca una locura o que reciba el castigo. A los 10 años me enamoré por primera vez de una compañera de colegio, pero al tener poco trato con mujeres me parecía algo muy lejano y prefería mantener mis fantasías con mujeres de televisión, etc. Un año después inicié las masturbaciones, que fueron esporádicas y muy placenteras, fue el mejor momento de autosatisfacción sexual aunque sin haber tenido contacto. La secundaria se trató de un período interesante, pero también frustrante, no tuve novia y eso generó ciertas dudas en mis compañeros que sospechaban de mí, aunque en realidad la mayoría me tenía más del clásico nerd virgen que de algo referido a la orientación sexual o duda.
    2_ Otros pensamientos obsesivos:  Los pensamientos obsesivos llegaron mucho antes pero de seguidillas: A los 7 años caí en la obsesión de las pesadillas, la ansiedad y el miedo por tener pesadillas y ver como esos monstruos disfrutaban de mi sufrimiento esperando en mi cabeza verme sufrir. A los 14 años llegó la Hipocondría, el Sida para ser exacto, al vivir en un hogar dónde mi padre es Enfermero el tema de la salud y la medicina se habla mucho, afectándome en ese sentido (actualmente superado). Ese mismo año, una serie de películas me traumaron sobre que podían hacer con órganos humanos, locuras y crueldad que me generaban mucha ansiedad la idea de que nos secuestrasen para experimentos crueles, la misma obsesión permanece pero está contralada. Luego, finalmente a los 15 años llegó la obsesión sexual, pero la misma en estos diez años vino acompañada ya de rituales, pensamientos mágicos negativos, miedo a ofender a signos religiosos, obsesión por el futuro, el cambio climático, las guerras, las catástrofes,etc.
    3_ TOC sexual : Mi Toc de obsesión por la orientación sexual comenzó a los 15 años. Hasta ese momento yo me definía sencillamente como heterosexual, sin ningún complejo a respecto, me había enamorado perdidamente de varias compañeras y sufría por el rechazo de las mismas. Gratificaba este drama con la masturbación y las fantasías eróticas, sin contárselo absolutamente a nadie.
    Ese año fue terrible para mi, mis padres iniciaron el cambio de domicilio, tuve dos accidentes graves en mi escuela y bajas calificaciones para una persona como yo que siempre tuve altas , y a parte falleció mi abuelo paterno muy estimado por mi, mi abuela viuda se accidentó y debió mudarse con nosotros, durmiendo yo en otra habitación. Todo esto vino acompañado de una masturbación excesiva que tenía, producto de la ansiedad insoportable. Ya en ese momento la masturbación dejó de ser placentera y lo fue peor cuando se me vino en la mente hombres y amigos míos, que generaron una excitación importante, pero muy extraña, pues excitaban pero para mí era desagradable, como si se tratara de un parásito, carcomiéndote la cabeza , no como algo deseado sino mas bien como algo intrusivo. Inmediatamente después, comenzaron los rituales obsesivos( miedo a aparecer raro, femenino, etc.) , y mas adelante las compulsiones, por momentos se mejoran y por momentos empeoran, pero la calma máxima antes lograda no se pudo alcanzar, como una tragedia consumada. Sin embargo, este no fue la única obsesión sexual, le prosiguieron algunas como la pederastia, el sexo con ancianos, con figuras religiosas, monstruos o parientes , cuestiones que ya se degeneraban, pues terminaban siendo un sufrimiento espantoso que ha afectado el trayecto de mi vida social , no necesariamente profesional.
    Lo curioso es que luego de hacer un breve repaso de mi vida, me di cuenta que ya tuve una experiencia similar a los 12 años, cuando vi en un diccionario a un grupo de manifestantes del movimiento LBGT , y se me vino a la mente ¿Ese puedes ser tu? , por alguna razón me deprimí y lloré bastante, como si se tratara de una suerte de magia oscura o enfermedad que podía contagiar, obviamente hoy al ser algo tan normal hablar de la diversidad sexual, genera cierta vergüenza, pero fue así.
    A esto se suma que yo tuve en mi infancia algunas erecciones por amigos hombres mientras jugábamos en la pileta o en juegos de pelea, también pensé en excitarme fantaseando en hombres pero no generaba nada , lo extraño es que siendo ya consiente de que me gustaban las mujeres no me cuestionaba mi sexualidad, algo que en ese momento no le di importancia, inclusive estuve obsesionado por un compañero nuevo hijo de un profesor , llegué a soñar con él, pero nunca se me vino a la cabeza que podía ser algún enamoramiento o algo así, en más, nunca más me volvió a pasar eso, y luego lo volví a ver el muchacho y no me causó ningún tipo de interés al respecto.
    Estas anécdotas son interesantes porque he leído información al respecto y refleja como se forma la sexualidad, diferenciando entre lo que es orientación sexual, relación sexual , excitación sexual , fantasía sexual y también como en la niñez se percibe la sexualidad de forma muy diferente a lo que sería un adulto, no somos un robot, si no como dijo la doctora , vamos construyendo nuestro castillo de arena, al fin y acabo, somos seres sexuales.
    Otra de las obsesiones al respecto que entra en duda es si no será que no queremos aceptar una bisexualidad latente o una suerte de sexualidad reprimida. Esto la doctora también hizo mención a que la idea de ser bisexual es tan trágica como la de ser homo, es decir , la misma ansiendad,rituales,etc.

    La sexualidad reprimida presenta características diferentes al obsesivo sexual, al menos rescate algunos puntos al respecto:
    _ La sexualidad reprimida implica la autocensura despersonalizada de una persona por temor, el castigo, la pena moral o  el juicio de una sociedad. Las personas que sufren esta condición normalmente llevan vidas paralelas, superficiales o inclusive normales pero con un alto grado de depresión e inestabilidad emocional. La diferencia fundamental es que la sexualidad en cierta medida ya la tienen asimilada, inclusive hay muchos casos al respecto, de personas mayores que dan un giro luego de un quiebre marital o algo por el estilo, pero para ellos dicha acción implica una aceptación no solo de la sexualidad sino también su identidad como persona.
    _ Para el obsesivo o el TOCH, el problema es que normalmente ya tiene asumida su sexualidad, y la idea de llegar a ser LBGT genera una despersonalización de la persona, la sexualidad no puede despersonalizar y traumatizar a la persona, todo lo contrario, lo asume como algo propio, independientemente si lo manifieste pública o privadamente. El TOCH implica que nuestra duda es patológica, no importa que orientación tendremos, la obsesión compulsiva nos genera ansiedad e inseguridad, alimentadose de la ansiedad. No hace falta aclarar algo tan sencillo como que las personas que puedan sufrir la sexualidad reprimida no son obsesivos compulsivos, o al menos no padecen dicho TOCH, no tendría sentido pues la orientación sexual está presente pero no implica necesariamente ser asumida, algo completamente distinto a un trastorno psicológico de rituales obsesivos – compulsivos que despersonalizan la sexualidad que ya era asumida.
    No menos interesante la referencia  con respecto a la hipersexualidad y a la pérdida de excitación del objeto deseado, en este caso los heterosexuales y el padecimiento obsesivo de por qué excita lo homoerótico. Siempre es importante pasar por la base de que de somos seres sexuales, la excitación es algo natural en nosotros, desde una persona a un caballo, la erección y la fantasía se construyen de dichas formas. En mi caso , la hipersexualidad a llevado a estragos en mi órgano reproductor, pues no encuentro placer o muy poco, mas sumado al altísimo nivel de ansiedad que padezco y a los continuos pensamientos intrusivos.
    En una encuesta hecha en algunos países notan que las mujeres y  hombres heterosexuales prefieren la pornografía lésbica-homoerótica para sus relaciones, se tratan de millones de reprimidos sexuales o bisexuales? , comprender bien la sexualidad también nos ayuda a poder tratar el TOCH de una forma correcta y no mágica, algo que aprendí en estas páginas.
    Por ultimo y referido a al Ansiedad, és interesante ver como juega la exitación hacia lo prohibido. En otra prueba que se hizo en EEUU, se pusieron a 10 personas consideradas homofóbicas a ver imágenes homoeróticas, mas de la mitad tuvo erecciones o exitaciones al verlas. La conclusión ridícula de algunos periodistas era que se trataba de personas con sexualidad reprimida, nada mas lejos de lo normal. Sencillamente, la erección hacia un cuerpo es así por los cientos de estímulos que juegan en nuestra mente, a esos e le suma el contexto y la idea de lo prohibido, una persona que considera que eso esta mal puede excitarse o tener una erección por lo que implica en su concepción de vida. Algo parecido sucede con el hecho de que las mujeres desean tener aventuras con hombres casados o los hombres con mujeres casadas  con hijos, todo ellos asociado a nuestra moral .
    Espero que sirva para compartir experiencias. Saludos.

    0
Viendo 1 entrada (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.