¿Existe el TOC de Abandono?

  • Este debate está vacío.

¿Existe el TOC de Abandono?

  • Mapago
    Participante
    Offline
    Registro: 1 septiembre 2018
    Temas: 1
    Respuestas: 1

    Bueno, tengo una duda muy grande y que me esta atormentando el no saberlo. Quiero comentar como inició para determinar a fondo que pasa. Tengo 22 años.

    Resulta que yo le fuí infiel a mi esposo y me arrepiento mucho pero ya habia pasado tiempo y nunca senti necesidad de contarle, pasa que despues de casi 3 (tres) años de lo sucedido tenia su duda me pregunto y esa ves decidi contarle (en Abril de este año). Pues todo se puso muy mal y empece a sentir la necesidad de contarle todo lo que habia pasado durante el tiempo pero absolutamente todo, hasta si alguien me habia hablado, si tuve algun pensamiento con alguien es decir TODO, y, cada ves que me acordaba de algo debia contarselo me llenaba de ansiedad hasta no hacerlo.

    Despues el decidio que lo intentaramos haber que pasaba y desde ahi comenzo todo. Empecé a sentir que no podia ver a ningun hombre porque era pecado y me imaginaba cosas que no queria cuando antes nunca fue así, lo primero que acudi fue a la iglesia resulta que se me metio en la cabeza un niño de 13 años me senti muy mal; luego fue cuando se me metio mi hijo de 6 años realmente esto fue la etapa muy doloroso, me destrozaba; trataba de no atenderlo o no ayudarle porque se me venian cosas a la mente y así comenzó con los niños que veía hasta pequeños, me sentia horrible pues siempre he sido una persona que me encantan los niñ@s y bebes pero Jamas en ese sentido.
    Tome una vacaciones sola con mi esposo y luego se me metió en la cabeza el pensamiento de abandono desde Mayo de este año aproximadamnte, ha sido tedioso y no he parado de sufrir porque tengo el pensamiento dia y noche.

    Empece a asistir a la iglesia y leer la biblia y cuando no asistía o no le oraba me volvia todo a la cabeza era tenaz pues decaía mi fé nuevamente. Un dia dije no más! Es ilogico pensar en algo que no quiero (porque el tener ese pensamiento me obligaba a planear para donde me iría y que sería de mi vida. Para nadie es un secreto que tuve mi hijo de 15 años no disfrute muchas cosas y en las vacaciones que comenté vi la otra vida de no tener hijos PERO aun así pensaba y NO por ello quería dejar a mi hijo por ende también a mi esposo.

    Sentí como una semana que mejore sin tener que hacer nada solo pensar que era absurdo, me sentía muy bien pero luego decaí nuevamente. Actualmente me duele, me destroza, me enloquece porque desde que me levanto hasta que me acuesto pienso en eso y me hace llorar desconsolada. A veces digo No importa lo que piense  aguantaré de por vida porque mi bebé no se lo merece y luego siento la necesidad de abandonarlo YA.

    Ya no se que hacer, no hay citas por mi EPS y no sé si sea TOC porque como comento el pensamiento me obliga a pensar si verdaderamente es lo que quiero y a veces pienso que de mi esposo sería más pasable pero de mi hijo NUNCA; aún así no quiero alejarme de ninguno de los dos y darme esa oportunidad que me dió la vida.

    También se que me siguen metiendo en la mente algunos hombres que no quiero y eso me hace sentir la necesidad de contarle a mi esposo, estoy muy mal que pensé incluso hasta en el suicidio pero me detuvo mi hijo porque él no se merece esto además que lo quisiera disfrutar en vida plena toda mi vida.

    Que pena lo largo de este tema pero por favor ayudenme.

    0
    gallo
    Participante
    Offline
    Registro: 23 mayo 2017
    Temas: 1
    Respuestas: 38

    Después de mi experiencia con TOC de casi dos años, puedo decirle que lo suyo parece un TOC.

    Una mezcla de TOC de amores y TOC pedófilo. La literatura científica al respecto dice que el pedófilo, homosexual y de amores están muy relacionados. Por ser un toc muy existencial en el que el sufridor/a hace esfuerzos incontables y a la vez inútiles o contraproducentes (compulsiones) por alcanzar la seguridad de que se haya en el camino vital adecuado a su persona.

    Claro está que diagnosticarlo y definirlo corresponde a un psicólogo especializado y/o psiquiatra. Pero como este foro está abierto al público que quiera ayudar y/o buscar ayuda…pues le doy mi opinión.

    Verá el TOC está compuesto por OBSESIONES (pensamientos, imágenes, sensaciones…reiteradas e indeseables) y COMPULSIONES (acciones, evitaciones, rumiaciones, chequeos, análisis…) que se ejecutan instintivamente para “defenderse” de las obsesiones.

    El tema está en que aunque al sufridor le parezcan útiles y necesarias las compulsiones para resolver sus dudas o neutralizar las obsesiones… estas compulsiones no son más que una trampa que aumentan la obsesión y la hace más creíble al cerebro del sufridor. Es primordial por tanto que el sufridor identifique esas compulsiones (en su caso, por lo que usted describe, paracen ser autoanálisis, rumiaciones mentales, pensamientos y actos de evitación) y evite realizarlas. Una vez desaparezcan las compulsiones (sus evitaciones, sus autoanalisis, sus chequeos, sus rumiaciones…) la obsesión irá perdiendo fuerza y acabará disipándose.

    Otro punto importante, es que usted aprenda que los pensamientos no significan nada, no son más que ilusiones y juegos del cerebro. Lo importante y lo que define a las personas son sus acciones, no sus pensamientos!. Usted puede pensar mucho que no quiere a su marido o que quiere dejarlo, pero que hay de real en ello?, seguramente nada, especialmente porque esto le causa malestar y porque no lo ha hecho!!. En su pensamiento reiterativo y desagradable se adivina más su miedo a querer dejar a su marido que no a querer realmente dejarlo. Si lo quisiese dejar, ya lo habría hecho!!, especialmente hoy en día en el que el divorcio es más frecuente que el matrimonio, ya habría encontrado usted una o mil excusas para dejarle. Pero usted lo que tiene es miedo a convertirse en lo que no es. Como en el TOC homo en el que el afectado tiene miedo de perder su heterosexualidad con la que tanto se identificó siempre, o como en el TOC pedófilo en el que el afectado teme convertirse o ser justo el ser que más le “repugna”. Lo cierto es que un pedófilo no se plantea nada de esto y simplemente ejecuta dichos actos cada vez que le surge la oportunidad sin la más mínima culpa o asco moral y un homosexual igualmente se lanza a su vida gay con la que se identifica. Son sus actos y no sus pensamientos los que los definen!!.
    Y ahora usted dirá: “ya, pero yo no quiero tener esos pensamientos, o esas sensaciones, o esas ideas, o esas dudas!”. Bien, eso ya lo sabemos, por eso está usted mal, con ansiedad, con desesperación, escribiendo en este foro y leyendo a estos otros “tocados”. Tiene usted entonces también que aprender: que EL CEREBRO HUMANO NO TRABAJA EN NEGATIVO. Si usted o cualquiera se dice “no pienses en el elefante rosa”, en que va a pensar usted o cualquiera?. Exactamente, justo en el puto elefante rosa. De hecho, decirse a uno mismo “no pienses en esto” o intentar hacer cosas para “no pensar en esto”, es un ejemplo de compulsión que lo que va a producir es el efecto contrario de aumentar más dicha obsesión y pensar más en eso.
    Entonces cual es la solución?, como controlar nuestros pensamientos?. Bien, NO SE PUEDE. Lo que tiene que hacer es aceptarlos según surgen en su cabeza sin darles mayor credibilidad e importancia. Siendo conscientes de que pensamientos no son más que juegos de los recovecos del gran desconocido para todos: el cerebro humano. Usted no puede controlar sus pensamientos pero sí sus acciones. Y lo que la definen y definirán son y serán sus actos y no sus ideas estrambóticas o no estrambóticas.
    Yo por ejemplo (lo mío es un toc homo) cuando me viene la idea de “soy gay en represión”, porque veo un pavo bien parecido o lo que sea, me digo: “bueno ya estamos otra vez, lo que tú digas chaval”, y sigo que mi día como si nada. Porque reconozco que es solo un pensamiento. De hecho muchas veces tengo esos pensamientos sin realmente haberme fijado bien en el pavo, es mi cerebro disparando automáticamente aquello a lo que se ha viciado o programado en los últimos tiempos a hacer.
    Siga su día a día, NO EVITE NADA, NO ANALICE TANTO, NO RUMIE…pues nada de eso le acercará a lo que usted es y quiere realmente y lo único que hará es confundirla y estresarla más, obsesionarla más, programar su cerebro más para su actual tortura. Su día a día, sin evitaciones, rumiaciones, análisis…la devolverán a su Yo auténtico, con el que se sentía usted en paz. Y acepte usted sus pensamientos como el que acepta sus pedos fétidos, que vienen y van pero que no la definen a usted ni a nadie para nada.

    Espero haberla ayudado aunque sea un poquito. Ánimo!

    0
    Mapago
    Participante
    Offline
    Registro: 1 septiembre 2018
    Temas: 1
    Respuestas: 1

    Muchas gracias Gallo por la ayuda si había leído algo de eso pero quisiera hacer algunas aclaraciones depronto no explique bien.

    Llevo casi 4 meses con esto, y los 3 años que eran de haber sido infiel y hasta este año lo conté. El primer pensamiento fue el de mi hijo y los niños y LO LOGRÉ superarlp sola PERO a cambio de ese se me metió en la cabeza el de abandono y más hacia mi hijo (Sin embargo entiendo a lo que te refieres que ya lo habría hecho si realmente lo quisiera) pero no puedo vivir en paz por ese pensamiento y el de las personas ya que no logro ser yo misma antes iba al Gym, ya no puedo. Trato de que la noche llegue rápido me siento mas segura, no puedo hacer las actividades familiares normalmente tranquila.

    Otra de las cosas es que mi mente me hace crear necesidad de contarle todo a mi esposo y más esto que esta pasando y sobre lo de las personas que se me meten a la cabeza como si “me gustaran” pero yo sé que no es así, solo que siento que él no me entendería es más, nadie familiar ni amigos solo tal ves un psísologo.

    Si quiero recuperar mi vida y darles lo mejor a mi familia a veces los pensamientos se calman pero luego me vuelven a la mente y los siento con mucha fuerza. Resisto de no contar, ni tomar decisión hasta que calme esa fuerza.

    0
    gallo
    Participante
    Offline
    Registro: 23 mayo 2017
    Temas: 1
    Respuestas: 38

    Le repito e insisto: es un error de gran calibre dar significado e importancia a los PENSAMIENTOS. Este error es la causa de su malestar.

    Ya le dije que los pensamientos no son más que el producto de un órgano laberíntico y desconocido como el cerebro y que no representan en nada lo que somos. Son nuestras acciones las que nos hacen ser lo que somos, no nuestros pensamientos.

    Le pongo otro ejemplo de esto que digo: Sería usted capaz de correr una marathon por haber estado pensando en hacerlo todos los días, a todas horas durante años?. Haga la prueba e intente correr 42 kms sin parar después de haberlo pensado intensamente durante mucho tiempo. Se imagina cual sería el resultado?, se pararía agotada y extenuada a los dos kilómetros. Le sirvió de algo haberlo pensado tanto?. NO. Se convirtió usted en maratoniana o parecido por haberlo pensado tantísimo?. NO. Entonces, cómo se hace un maratoniano??. Un maratoniano se hace o entrena con “acciones” diarias y prolongadas en el tiempo y no con “pensamientos”. En este caso la acción es correr. Correr todos los días.

    Conclusión: lo que nos define y nos forma son nuestras acciones y no nuestros pensamientos.

    Le pongo otro ejemplo de lo mismo: a usted le surge un conflicto con una vecina, una vecina que le hace la vida imposible porque no hace más que escuchar música a todo volumen a altas horas de la noche a diario. La denuncian a la policia y demás, pero la justicia es lenta y a veces no tan justa. A usted esto le genera cierta frustración y desesperación (como le ocurriría a cualquier vecino). Y se le pasa por la cabeza matar a la vecina, segundos después de haber tenido esta idea usted se asusta de sí misma y empieza a pensar: seré yo una asesina por haber pensado esto?, y le genera tanta ansiedad tal pensamiento que no es capaz de sacárselo de la cabeza, lo cual a su vez hace que empiece a creerse que es una potencial psicópata con altas probabilidades de acabar en la cárcel y de tener una existencia miserable, sin libertad…

    Cree usted de verdad que una persona porque ha pensado en matar es capaz de hacerlo?. NO. Todos hemos pensado en alguna ocasión esto, porque todos hemos tenido conflictos con otros. Entonces, qué nos diferencia de los psicópatas?, NUESTRAS ACCIONES, nuestros sentimientos de culpa, nuestro razón que es capaz de anticipar las consecuencias nefastas de tal acto.

    Es un ejemplo más que le demuestra que los pensamientos son sólo el producto caprichoso de un órgano corporal llamado cerebro, como nuestros pedos fétidos son sólo el producto de un órgano corporal llamado intestino.
    Ni sus pedos fétidos ni sus pensamientos la definen a usted, ni a nadie.

    Deje de darle tanta importancia a lo que piensa, piense menos y viva más.

    0
Viendo 4 entradas - de la 1 a la 4 (de un total de 4)

Debes estar registrado para responder a este debate.