No sé si esta es mi última carta. He luchado, pero no puedo más. Lo siento.

No sé si esta es mi última carta. He luchado, pero no puedo más. Lo siento.

  • anonim
    Participante
    Offline
    Registro: 22 octubre 2018
    Temas: 2
    Respuestas: 2

    Hola:
    Tengo 19 años, ahora mismo.
    Hace tiempo, cuando tenía 18 años, me tocó compartir habitación (aunque no hay nada que me guste menos, en verdad) con mi hermana de 14-15 en un viaje. El problema vino porque me entraban muchas de masturbarme (más que nada porque en aquel momento tenía un TOCH y sentía una ansiedad terrible, que no sabía como descargar) y la casa era demasiado pequeña.
    Al final, como no podía encontrar privacidad en ningún momento, resolví ponerme de espaldas en la habitación y un  tapada para que no pudiera verme mi hermana y tampoco se diera cuenta. No se dio cuenta, para nada.
    Si bien yo estaba totalmente en mi mundo, ni sentía atracción hacia mi hermana, en absoluto,  y estaba pensando en mi crush de entonces, no puedo dejar de pensar que eso fue un abuso hacia ella.
    Fue algo que hice hace mucho tiempo, en aquel momento no pensé que estuviera mal, pero desde luego que no querría estar de nuevo en esa situación.
    En otra ocasión cuando tenía 17, me masturbé con mucha discreción en la playa, leyendo un libro, sin mirar absolutamente a nadie, totalmente aislada en mi mundo, y nadie me vio.
    Esto es algo que tampoco haría en la actualidad, obviamente. La verdad es que en la adolescencia no recibí ningún tipo de educación sexual, pues me eduqué en un ambiente absolutamente represivo en el que no se podían hablar de estos temas con claridad, donde no se sabía que estaba bien y que estaba mal, aunque esto pueda resultar increíble.
    Desde muy pequeña he tenido TOC. Mi primera obsesión fue con la religión, el miedo a blasfemar. He tenido un montón de obsesiones diferentes. Además siempre he tenido mucha imaginación y esto me ayudaba a vivir mejor. Pero es que ahora, desde hace unos años, esa imaginación lo único que hace es horrorizarme, ya no me sirve para sobrellevar mejor los problemas externos, es que en algunas ocasiones tengo alucinaciones que me asustan. Ni siquiera debería quejarme, mi vida sería perfecta de no ser por  mi mente y el nudo que siento en la garganta todos los días.
    No sé que hacer. Es que me parece que lo de mi cabeza no tiene remedio, y no puedo seguir con mi vida, no sé a quién contarle esta ansiedad tan tremenda que siento desde que me levanto hasta que me acuesto, y tampoco quiero rodearme de gente que me aprecie, porque no creo que se merezcan una desgracia así. Sólo quiero descansar y acabar con esto de una vez. Pienso todos los días en el suicidio; es que es la única forma de terminar. De verdad que no sé que hacer. Me siento atrapada, estoy en punto muerto. Sé que la he cagado un montón, pero es que si tan siquiera hubiera sido consciente realmente de la gravedad de lo que hice.
    Aunque sé que no me pueden ayudar, gracias por su tiempo. Saludos.

    0
    Leo Vitali
    SuperAdmin
    Offline
    Registro: 24 agosto 2012
    Temas: 454
    Respuestas: 3951

    Básicamente te enfrentas a dilemas morales como tu verdadera obsesión y compulsión masiva. Partes por base que existe una moralidad cierta y otra incierta.

    La única solución es que derribes tu moral. Es algo más filosófico que terapeutico en tu caso, porque no veo claramente que te puedas exponer a nada en particular, salvo al hecho moral en si que es lo que en el fondo te perturba.

    No es un camino sencillo. Tu has aprendido a tocar las palmas con los pies y ahora quieres aprender a tocar las palmas con las manos. Requiere esfuerzo y dedicación.

    Más inhibas peor vas a estar. Básicamente tienes que hacer que lo que tu consideras bueno sea malo o indiferente (preferentemente indiferente) y lo que tu consideras malo sea bueno (o indiferente, preferentemente también)

    Ejemplo:
    – Considero que masturbarse con gente cerca es malo: masturbate a diario, con gente cerca.
    – Considero que ser pulcro y cuidadoso es bueno: deja de ser cuidadosa regularmente.

    Es un error capital lanzar teorías antes de poseer datos. Por naturaleza uno comienza a alterar los hechos para encajarlos en las teorías, en lugar encajar las teorías con los hechos. Sir Arthur Conan Doyle

    0
    anonim
    Participante
    Offline
    Registro: 22 octubre 2018
    Temas: 2
    Respuestas: 2

    Pero es que el problema es que no puedo perdonar aquello que hice y la persona en que eso me convierte, aun cuando eso lo hiciera como compulsiones del trastorno que tengo.

    0
    Gaspar Gutman
    Participante
    Offline
    Registro: 12 junio 2018
    Temas: 1
    Respuestas: 48

    Buen Dia señorita. Entiendo tu sufrimiento, creeme que si. Yo sufro de toc, y comprendo lo que pasas.  A veces parece que nunca pasara, y estoy seguro que la estas pasando mal. Pero creeme que el toc es curable. Posiblemente te queden cosas en tu personalidad, pero el sufrimiento fuerte puede irse. Para empezar, aclararte que no hiciste nada malo. Lo de masturbarte cerca de tu hermana no tiene nada que ver con un abuso. Fue algo ajeno a ella, daba lo mismo si estabas o no. En el fondo, sabes que es asi, pero por alguna razon tu mente requiere la presencia de obsesiones, y por erso es tan dificil controlar. Yo la estaba pasando muy mal, pero todo cambio. Sabes cuando? Cuando se lo conte a mis padrees. Ahora hago terapia y se mejora mucho. Estas luchando y tenes que seguir, aunque realmente luego de leer esto digas “mi caso es diferente”. Tal vez lo sea, pero no hay toc incurable, creeme. Vas a seguir viviendo tu vida y esto sersa un mal recuerdo. No hiciste nada malo, lo tuyo fue algo tipico de la adolecencia, pero nada que ver con abuso.
    Suerte, y te juro que si seguis luchando como seguro estuviste haciendo con fuerza hace bastante, saldras adelante. Creeme, lo que hay que hacer sin importar nada es seguir. y de nuevo, no hiciste nada malo.

    0
    tocnico
    Participante
    Offline
    Registro: 15 noviembre 2015
    Temas: 5
    Respuestas: 32

    Mi primera obsesión fue con la religión, el miedo a blasfemar. He tenido un montón de obsesiones diferentes.

    Hola, yo empecé exactamente igual cuando era pequeño, con el miedo a blasfemar, y es que es precisamente lo que el TOC potencia, es lo que no queremos hacer. Ahora tengo la misma obsesión pero insultando a mis seres queridos (es una variante al miedo a blasfemar). Es lo último que deseo pero no lo puedo controlar, me hace un daño irreparable insultar mentalmente a mis seres queridos, pero así es el TOC, te hace daño en lo más profundo de tu ser.

    Como bien dice Vitali, hay que practicar lo contrario a lo que se teme, es decir “habituarse” a lo que no queremos o tenemos miedo: si no queremos blasfemar: BLASFEMA, aunque vaya en contra de tus creencias, piensa que es una proceso de terapia y que tú no lo quieres, por tanto no cuenta como algo voluntario.

    Y con respecto a lo de tu hermana, el TOC se caracteriza por hacernos el peor de los daños con lo más pensamientos más retorcidos que nos podemos imaginar. Pero no significa que lo queramos, todo lo contrario, como no lo aceptamos se hace cada vez más y más fuerte hasta convertirse en la obsesión.

    Espero que mejores.
    Un saludo.

    0
    tocnico
    Participante
    Offline
    Registro: 15 noviembre 2015
    Temas: 5
    Respuestas: 32

    Dejad las harinas refinadas y empezad a comer saludablemente, tal vez os ayude a que el TOC desaparezca de vuestras vidas.

    Salu2 y felices fiestas.

    Hace 40 años ya tenía TOC y entonces no comía harinas refinadas en un pueblo de montaña donde toda la comida era natural. ¿En qué te basas para relacionar las harinas refinadas con el TOC?

    0
Viendo 6 entradas - de la 1 a la 6 (de un total de 6)

Debes estar registrado para responder a este debate.