foro del trastorno obsesivo compulsivo
El camino del progreso en tu TOC

¿Quieres aprender y colaborar en la mayor comunidad hispana del tratamiento y terapia del Trastorno Obsesivo Compulsivo?

Todo lo que necesitas saber sobre el Trastorno Obsesivo Compulsivo​

Contenidos

El trastorno obsesivo compulsivo, es uno de los trastornos más conocidos y además es uno de los trastornos que suele ser diagnosticado erróneamente a muchos pacientes dado que es fácil por el terapeuta identificar rasgos puntuales y este suele tener una alta comorbilidad1 Coexistencia de dos o más enfermedades en un mismo individuo, generalmente relacionadas. en un amplio abanico de otros trastornos, como el de Ansiedad Generalizada, Esquizoides y Paranoides, Espectro Autista y otros Trastornos del Ánimo.

Aunque existen cifras dispares según los diferentes estudios, podríamos decir que se estima, de media que afecta a 1% de la población2Según la AADA https://adaa.org/about-adaa/press-room/facts-statistics, una cifra bastante desorbitada en comparación a otros trastornos.

Si has llegado a esta página web, lo más probable es que tengas un Trastorno Obsesivo Compulsivo, un familiar tuyo lo tenga, o simplemente seas un estudioso de la materia y quieras aprender más sobre esto. En definitiva, creo que has llegado al lugar adecuado para informarte.

¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo?

El contenido de Foro TOC es amplio, y vas a encontrar una enorme cantidad de recursos en lo que se refiere al Trastorno Obsesivo Compulsivo, desde su tratamiento, hasta su diagnóstico, métodos, tests y demás herramientas que esperamos que puedan facilitarte la vida.

Pero si acabas de llegar a esta web, y todavía tienes dudas acerca de este trastorno, vamos a intentar sentar unas bases para explicarte mejor en que consiste. El Trastorno Obsesivo Compulsivo se divide en tres palabras, las cuales definen con precisión esta condición.

Diferencia entre Trastorno y Enfermedad

En primer lugar, se trata de un Trastorno, no una enfermedad. La RAE no nos ayuda en este aspecto. Para la RAE un trastorno es “una alteración leve de la salud”, mientras que una enfermedad es “una alteración más o menos grave de la salud”. Podríamos pensar, de esta diferencia, que un trastorno es una “leve enfermedad”, lo que nos puede llevar a aún más confusión. ¿Cómo es posible que un TOC sea como una enfermedad leve? Cuando existen problemas para entender una palabra, lo correcto es intentar hacer un análisis etimológico.

diferencia trastorno y enfermedad

La palabra enfermedad viene de “in- firmitus”, siendo “in” una negación y “firmitus”, es fuerza. Por tanto la enfermedad es un estado de debilidad, de falta de fuerza. Cuando uno está enfermo, le falta la fuerza, la fuerza para trabajar, la fuerza para desarrollar su deber. Y es por esto, que las personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo, las cuales han llegado a un alto grado de disfunción, suelen decir que “le faltan las fuerzas para hacer cosas relevantes en la vida”. Pero esto hay que matizarlo.

Por otro lado, tenemos la palabra “trastorno”. Viene de “trans-” y “tornare” que sería algo así como una “alteración del estado”. Siendo el estado, el estado mental en este caso.

Pero existe una gran diferencia: la enfermedad implica una cuestión física, es algo ajeno a nosotros lo que nos “resta las fuerzas”, mientras que en el trastorno, implícitamente se entiende que es algo interno, lo que nos “resta la fuerzas”, es decir, hablamos de una potencia de la voluntad.

Es importante tener esto claro, dado que gran parte del tratamiento o la medicina, pasa por el concepto de voluntad. Al contrario de una enfermedad como una gripe con fiebre, en la que tomamos una serie de medicinas para evitar posibles contagios, reducir la fiebre y otros síntomas derivados de la gripe, como el dolor de cabeza, en el caso del TOC, también es posible tomar medicación para reducir los síntomas, pero jamás servirán para alcanzar un grado de recuperación.

En la gripe, el componente de activación es un virus, mientras que en el TOC, el componente es la falta de voluntad. He ahí la diferencia: una enfermedad se cura y un trastorno no. El Trastorno Obsesivo Compulsivo no se cura: se trata cambiando nuestra forma de ver la vida.

Propiedades del Trastorno Obsesivo Compulsivo

Una vez que tenemos claro el primer componente, es decir, la palabra “trastorno”, las segundas dos palabras, diferencian este trastorno, de otros tipos de alteraciones mentales, como el Trastorno de Ansiedad Generalizada, el Trastorno Bipolar, o el Trastorno Paranoide de Personalidad.

En primer lugar, el Trastorno Obsesivo Compulsivo, se encuadra dentro de los Trastornos de Ansiedad. Esto era antes muy importante, dado que los trastornos se catalogaban en grandes grupos: trastornos paranoides, trastornos del ánimo, trastornos de ansiedad, trastornos de personalidad, etc. Pero hoy en día si vemos un manual de diagnóstico como el DSM-V, nos daremos cuenta que la mayoría de los trastornos tienen su propia sección sin agrupar, y este es el caso del Trastorno obsesivo-compulsivo.

¿Qué es una obsesión?

En este artículo introductorio, no vamos a dar todavía muchos detalles, y hablaremos de los tipos de obsesiones en un artículo específico con más precisión. Pero es bueno hacer una introducción a este concepto para entrar en materia y dar sentido al concepto en general.

Todo el mundo tiene obsesiones. Una obsesión es un pensamiento intrusivo que se repite de manera sistemática. Además aparece espontáneamente sin que nosotros hagamos el esfuerzo de dirigir nuestra mente necesariamente al contenido del pensamiento obsesivo.

Este es uno de los principales motivos por los que mucha gente esta mal diagnosticada de Trastorno Obsesivo Compulsivo. Tan pronto el terapeuta detecta un patrón de pensamiento recurrente, empieza a barajar la posibilidad de que el paciente tenga un TOC. Pero lo curioso es que la mayoría de los trastornos tienen patrones de pensamiento recurrentes. En cierto grado, podríamos decir que todos los trastornos tienen un componente obsesivo.

Las obsesiones de los Trastornos Obsesivos Compulsivos se dividen en “fenotipos”. Esto quizá sea el aspecto que más particular haga este trastorno y que resulte viable su diagnosis a través de herramientas de diagnóstico como el test OCI-R . Por citar algunos de los fenotipos más comunes tenemos.

  • TOC de Contaminación: miedo a los gérmenes, a coger una enfermedad por una limpieza inadecuada, o por ingerir algún alimento en mal estado.
  • TOC de Comprobación: miedo a haber dejado algo sin hacer, como una puerta importante mal cerrada, un electrodoméstico que podría causar un accidente sin apagar, un mensaje de texto sin leer, una documentación sin guardar, etc.
  • TOC de Impulsión: miedo a hacer algo indebido repentinamente. Miedo a tirarse por una ventana, a matar a alguien o a simplemente perder la conciencia y cometer una temeridad
  • TOC Morales: generalmente se enfoca en vicisitudes morales, como no querer a una pareja y sentirse mal por estar “engañándola” a pesar de que por otro lado uno cree que si la quiere, o sentir que uno podría volverse homosexual siendo heterosexual, transexual siendo homosexual o cualquier otra combinación, cuando uno piensa que moralmente tener otra identidad sexual no le corresponde.
  • TOC Supersticiosos: en realidad, la mayoría de los TOC tienen miedo a que “algo malo vaya a pasar”, pero si ese algo malo, proviene de una fuente puramente ficticia o mágica para la mayoría, como es el caso de una superstición o una creencia religiosa, entonces se considera un TOC dentro de este ámbito Existen muchas más categorías, y hace unos años, nuestro ForoTOC estuvo desarrollando un censo para intentar clasificar a todos los participantes con diagnóstico de TOC en alguna categoría. Además existen formas de clasificarlos de manera diferente, por ejemplo, los TOC Morales, suelen separarse en Trastornos Obsesivos más específicos como el TOC de Amores o el TOC de Relaciones.

Lo importante de todo esto, es intentar definir en qué consisten las obsesiones de una persona con un diagnóstico específico de TOC, para así poder evitar diagnósticos erróneos, o que al menos no se incluyan dentro de la definición precisa de Trastorno Obsesivo Compulsivo.

¿Qué es una compulsión?

Esto es otro tema que requiere de mucho más detalle y vamos a definir qué es una compulsión con más detalle en otro artículo independiente. Pero de manera genérica podríamos decir que una compulsión es un acto de inhibición de ese estado de Ansiedad que tan claramente identifica al TOC.

Es decir: cada vez que intentamos hacer un esfuerzo, sea cual sea, de eliminar nuestra ansiedad, estamos haciendo una compulsión.

El tema es que, existen trastornos como el Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG), en el cual, los pacientes también tratan de eliminar la ansiedad a toda costa, y por tanto ejecutan compulsiones. Por eso, la mayoría de la gente con TAG está mal diagnosticada como TOC.

¿Cuál es la diferencia entre un TAG y un TOC? Son varias, pero existe una primordial: las personas con TOC son capaces de suprimir eficazmente la ansiedad a través de la compulsión, mientras que las personas con TAG no.

Otra peculiaridad de las personas con TAG, es que van cambiando de obsesión por periodos de tiempo, mientras que las personas con TOC permanecen con una obsesión, la misma, durante toda una vida. Si una persona ha pasado por un TOC de comprobación, de contaminación, supersticioso y dos o tres tipos de TOC más, es probable que no tenga un Trastorno Obsesivo Compulsivo, sino un TAG.

Pero a título terapéutico, desde el momento que un TAG o un TOC están tratando de eliminar la ansiedad con esfuerzo de algún tipo, están haciendo una compulsión.

Existen tres tipos principales de compulsiones:

  1. Rituales: que suelen ser las compulsiones más populares dado que se manifiestan físicamente: limpiar, comprobar, ordenar, repetir, etc…
  2. Evitaciones: que suelen ser compulsiones muy sutiles y muy difíciles de detectar terapéuticamente. Por ejemplo, en el caso de un TOC de impulsión, evitar acercarse a la ventana si tienes miedo a que de pronto te vayas a tirar por ella
  3. Reaseguramientos: una compulsión compleja que en el fondo es el principal combustible que perpetúa un TOC durante toda una vida: consiste, como dice la palabra, en asegurarse una y otra vez de algo. Es como un ritual de comprobación en el fondo, pero se manifiesta verbalmente (o por escrito). Por ejemplo, consultar en un foro como este, si se tiene un TOC moral, como el TOC de homosexualidad.
toc compulsion
“Tener todo en orden me calma la ansiedad”… Esto es una compulsión.

Generalmente, los malos terapeutas, separan a los TOC en dos tipos: Los TOC comunes y los Trastornos Obsesivos Puros. De hecho, el concepto anglosajón “Pure-O” viene de esta separación errónea. Hablan de “puros” porque, “supuestamente” no tienen compulsiones físicas. Pero esto no es cierto: tan pronto un supuesto “Pure-O” está evitando algo o está reasegurándose de su condición está haciendo una compulsión, por tanto hay que tener claro que no existe el trastorno obsesivo compulsivo sin compulsión.

Conclusión: ya sabemos qué es un TOC

Con estas definiciones ya podemos hacernos una primera idea de qué es un TOC y qué no. Aun así vamos a tratar de introducir en esta web más recursos para no solo facilitar un diagnóstico más preciso sino que además sea posible intentar interponer los primeros ejercicios para superar el TOC y para iniciar una terapia con buen pie.

De aquí concluimos que un TOC es:

  1. Un trastorno, es decir una condición que genera una alteración en el estado mental cuyo principal pilar es la falta de voluntad para poder eliminar, o al menos, reducir dicha alteración
  2. Un conjunto de obsesiones, que giran entorno a una serie de temáticas principales. Cualquier obsesión no puede considerarse un TOC. Y es importante que se den varios elementos para poder tener claro que esa obsesión forma parte de un Trastorno Obsesivo Compulsivo
  3. Una o varias compulsiones, cuyo objetivo único, es eliminar la ansiedad que provoca la obsesión. Si la obsesión no provoca ansiedad que deba canalizarse a través de una compulsión, entonces no es un TOC.

Por eso, no podemos dar la definición clásica de qué es un TOC, como las que solemos ver en diferentes lugares, dado que un TOC es algo más complejo de discernir, y que solo quedándonos con una frase, llegaremos con más facilidad a un diagnóstico erróneo, que si tratamos de entender mejor sus principios por separado y esto nos ayude a llegar a una conclusión más precisa.

Bibliografía

Foa, E. B., Huppert, J. D., Leiberg, S., Langner, R., Kichic, R., Hajcak, G., & Salkovskis, P. M. (2002). The Obsessive-Compulsive Inventory: development and validation of a short version. Psychological Assessment, 14(4), 485–496.