Bienvenido invitado! Por favor, identifícate o regístrate.
collapse

* Temas Destacados

* Temas Recientes

Algunas conclusiones q vengo sacando por Jorgearg
[Hoy a las 07:18:12 am]


Re:Miedo al VIH y Hepatitis por kpaax
[Hoy a las 03:00:21 am]


Re:Obsesión con el determinismo por kpaax
[Hoy a las 02:42:34 am]


Obsesión con el determinismo por Whysoserius
[Hoy a las 01:16:17 am]


Re:TOC Miedo a moverme por Lusol
[Octubre 18, 2018, 01:37:11 am]

Autor Tema: [ESTOI.CO] Epicteto. Disertaciones con Arriano. Libro III. Pasajes XIX-XX [CITA ESTOICA] [DIA 108]  (Leído 273 veces)

Vitali

Epicteto. Disertaciones con Arriano. Libro III. Pasajes XIX-XX [CITA ESTOICA] [DIA 108]

La primera diferencia entre el particular y el filósofo: el uno dice: «¡Ay mi pobre muchachito, mi pobre hermano; ay, mi pobre padre!», mientras que el otro, si en algún caso se ve obligado a decir «¡ay!», tras esperar un poco añade «¡pobre de mí!». Y es que nada ajeno al albedrío puede poner impedimentos o perjudicar al albedrío, si no es él a sí mismo. Por tanto, si también nosotros nos inclináramos a esto, de modo que, cuando andamos por malos caminos, nos culpáramos a nosotros mismos y recordáramos que nada es responsable de la alteración y de la agitación sino la opinión, os juro por todos los dioses que progresaríamos.


Leer la entrada completa: Epicteto. Disertaciones con Arriano. Libro III. Pasajes XIX-XX [CITA ESTOICA] [DIA 108]


Source: No puedes ver links sin registrarte. Registrate o Accede al foro
Es un error capital lanzar teorías antes de poseer datos. Por naturaleza uno comienza a alterar los hechos para encajarlos en las teorías, en lugar encajar las teorías con los hechos. Sir Arthur Conan Doyle
No puedes ver links sin registrarte. Registrate o Accede al foro

 

Related Topics